No vuelvas a sentar tus posaderas sobre ella, tu fotocopiadora te espía

Empresas

No lo sabes, pero tienes al espía en casa… bueno, en la oficina.

Desde el año 2002 todas las fotocopiadoras digitales que se fabrican cuentan con un disco duro que va almacenando una copia de cada documento que pasa por ella, ya sea fotocopiado, escaneado, enviado por fax o por email, en el caso de las fotocopiadoras multifunción. Y ese disco duro con toda esa información almacenada suele terminar, junto con la fotocopiadora cuando deja de ser útil, en la chatarra, donde no termina precisamente el recorrido vital del dispositivo… ni de la información que atesora, según desvelan los servicios informativos de CBS News. ¿Deseas saber más?

Tras una exhaustiva información la cadena norteamericana CBS ha lanzado la voz de alarma sobre un destino, el de los dato almacenados en dichos discos duros, que podría comprometer gravemente la protección de los datos correspondientes con documentos privados y personales, números de identificación de seguridad social, información bancaria… en fin, cualquier cosa que haya pasado por la fotocopiadora.

Esto ha propiciado que haya un mercado de recuperadores de esa información existan desarrolladores de un software capaces de desentrañar los datos almacenados en los discos duros de las fotocopiadoras que terminan en la chatarra o vendidas de segunda mano para recuperar esa información. El disco duro se extrae de la fotocopiadora en una media hora, y procesando la información contenida mediante programas de recuperación de datos disponibles gratuitamente en Internet en menos de 12 horas se tiene acceso completo a la información contenida, que será más o menos interesante en función de la procedencia de la fotocopiadora.

A lo mejor esta noticia hace que te lo pienses dos veces antes de volver a sacar una fotocopia de tu trasero, porque imaginemos lo que se puede llegar a obtener de las fotocopiadoras procedentes de un banco, una compañía de seguros, una comisaría, un juzgado… o un hospital, aunque estas cosas hay que tomárselas quizá con algo de humor, como hacen en la fotografía adjunta en la Asociación Canadiense de Cáncer Colo-rectal, que precisamente invita en su campaña preventiva de manera simpática a que dejemos que nos vean el trasero.

La investigación de CBS News añade que las compañías fabricantes de fotocopiadoras ofrecen un servicio de encriptación de los datos contenidos en dichos discos duros, como ejemplo Sharp ofrece una utilidad que borra automáticamente los contenidos… por un precio de 500 $. La crónica finaliza relatando como dos contenedores llenos de fotocopiadoras usadas salen de un almacén de Nueva Jersey con destino al extranjero, conteniendo sus correspondientes discos duros cargados de información, de datos, de secretos. ─ Antonio Rentero [CBS News]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor