Nokia Booklet 3G

4GComponentesMovilidadPortátilesWorkspace

Un ultraportátil de gama alta: más prestaciones a un precio algo más elevado que el de los netbooks más populares en el mercado.

El fabricante de teléfonos móviles número uno en el mundo sorprendió en el tercer trimestre de este año confirmando lo que había sido un rumor durante meses: lanzaba al mercado su primer ordenador personal.

Bajo el nombre de Booklet 3G, se trata en realidad de un ultraportátil que juega en otra liga. No se le puede comparar con la mayoría de los netbooks que se venden en el mercado -ni por precio ni por prestaciones- aunque muchos lo hayan visto así.

Ciertamente son muchas las diferencias que presenta el Booklet respecto a otros equipos de lo que en un principio podría considerarse su segmento, pero en realidad es un dispositivo único, con escasa posibilidad de comparación.

Ya desde la forma de comercialización –en España lo vende en exclusiva por el momento Telefónica, a un precio realmente elevado (a partir de 499 euros) si se compara con lo que cuesta en otros países como Alemania, donde también lo vende la filial de Telefónica, O2- hasta por sus prestaciones.

Hemos estado probándolo en el laboratorio de ITespresso durante un par de semanas. El Booklet destaca ya a simple vista, por su diseño. Lleva en este sentido el sello de la factoría finlandesa: austeridad, acabados en gris mate de aluminio, elegante.

También soprende en cuanto a diseño por lo plano que es. Y por tener un tamaño justo. Su pantalla es de 10,1 pulgadas y el teclado quizá un poco más pequeño que en otros equipos con este tamaño de pantalla, pero no resulta incómodo de utilizar. Eso sí, el ratón táctil es de un tamaño considerable.

Entre las prestaciones más sobresalientes, destaca la posibilidad de incorporarle directamente una tarjeta SIM al equipo para navegar por Internet, como si fuera un teléfono móvil. Lógico tratándose de Nokia quien lo fabrica. La conectividad es uno de los puntos fuertes del equipo, que también tiene conexión Wifi y Blutooth.

Otra de las principales diferencias es el sistema operativo con el que el equipo ‘corre’, que se trata de Windows 7 en lugar de Windows XP, el más utilizado en los PC móviles de menor tamaño. A pesar de que el procesador pudiera tener menos potencia que el de un equipo de sobremesa, Windows funciona correctamente, quizá algo más lento que en dispositivos de mayor capacidad, pero a una velocidad más que aceptable para el uso que se le puede dar al Booklet 3G.

La batería también hace destacar al equipo. Nokia aseguraba que con sus 16 celdas podría estar operativo hasta 12 horas… La experiencia señala que no tanto, pero en torno a 8 ó 9 horas si es posible estar utilizando el equipo sin cargarlo con plenas facultades.

Como únicas pegas: quizá esa lentitud ya señalada y, sobre todo, la capacidad del disco duro, que se queda en 120 GB. Aunque para el uso diario sea más que suficiente, la mayor parte de los netbooks que hay actualmente en el mercado tienen, como mínimo, una capacidad de 160 GB.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor