Nokia podría deshacerse de sus oficinas centrales para ahorrar costes

Empresas
Nokia

La empresa finlandesa se plantea vender algunos de sus activos inmobiliarios, entre ellos su sede en Espoo.

Nokia está barajando tomar nuevas medidas para reducir costes. En esta ocasión, la empresa finlandesa se ha planteado vender su cuartel general, en la localidad  de Espoo. La operación podría reportarle entre 250 y 388 millones de dólares.

Esta es la cantidad por la que se valora ahora las oficinas. Sin embargo, la cifra solo supone la cuarta parte de lo que perdió Nokia en su segundo trimestre, por lo que quizás no sea de demasiada ayuda para sus cuentas.

“Estamos evaluando diferentes opciones para partes no esenciales, tales como propiedades inmobiliarias, y eso incluye la sede central”, ha confirmado a Reuters su portavoz, Maija Taimi. No obstante, la venta no implicaría que Nokia se marche de allí. “No tenemos ningún plan para salir de nuestra sede”, añadió.

En enero de 2011 la firma se deshizo de unos 120 puestos de 500 con los que contaba en Espoo.

La compañía está abandonando poco a poco su presencia en Finlandia. Tras semanas de tensas negociaciones, el fabricante de móviles comunicaba a finales de julio su decisión de cerrar en septiembre su mítica planta de Salo, la última que tenía activa en el país nórdico. Esta clausura habría implicado los despidos de unas 780 personas. A principios de verano Nokia había adelantado que iba a recortar 3.700 empleos en Finlandia y 10.000 en todo el mundo. Pese a que también ha clausurado dos plantas en China el objetivo es trasladar el peso de la producción hacia Asia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor