Nokia mantiene su apuesta por el mercado chino

Empresas
Nokia

Aunque la compañía ha dicho que reducirá sus operaciones en todo el mundo, China se verá excluida de la reorganización al considerarse un mercado clave.

La pérdida de cuota en el mercado de los smartphones no es el único problema al que se enfrenta la compañía finlandesa. Los últimos datos muestran que también ha perdido fuelle en el negocio de teléfonos tradicionales en países emergentes, uno de los baluartes de Nokia, para la que la llegada de Windows Phone 8 no es tan feliz como pudiera imaginarse.

La tecnología es ajena al sentimentalismo y rompedora con lo existente y resulta que los terminales que actualmente hay en el mercado con Windows Phone, en su gran mayoría de Nokia, no serán compatibles con Windows Phone 8, que llega en otoño. Así que después de su gran apuesta por la plataforma de Microsoft desde hace un año, el ganador será el que dentro de unos meses llegue con el terminal adecuado mientras los Lumia se convierten en objeto de coleccionista y languidecen en las estanterías de las tiendas y el canal de distribución, ya que a falta de tres mes, o menos, de su llegada, los usuarios esperarán los nuevos terminales.

A finales de marzo de este año China contabilizaba 1.000 millones de usuarios móviles, un mercado enorme que ninguna empresa está dispuesta a dejar pasar, y menos Nokia, que ha dicho que a pesar de estar planificando una reorganización que le lleva a realizar despidos y reducir sus operaciones en todo el mundo, no comprometerá sus inversiones en el desarrollo de nuevos productos en China. “La compañía ha tomado la decisión de continuar invirtiendo masivamente en Asia en términos de desarrollo de producto”, ha dicho Olivier Puech, responsable de las operaciones de Nokia en la región de Asia Pacífico, según recoge The Wall Street Journal.

La reorganización de Nokia contempla el despido de 10.000 trabajadores para finales de este año, además de la venta de Vertu, una filial dedicada a la fabricación de teléfonos de lujo.

Pero luchar en China no será fácil. El mercado no sólo atrae a un montón de fabricantes por su tamaño, sino que es una región con muchos fabricantes locales, no sólo Samsung, que actualmente ostenta el título de mayor fabricante de móviles del mundo, sino Lenovo, Sharp o Huawei, que está ofreciendo terminales económicos con funciones avanzadas.

Como no podía ser de otra manera, Puech asegura que el ecosistema de terminales y aplicaciones de Windows Phone será la clave del éxito de Nokia. El ejecutivo asegura que los Nokia Lumia han recibido una respuesta positiva en China y que las ventas en la región se han mantenido en línea con las expectativas de la compañía. Puech también espera que la nueva tableta Microsoft Surface anunciada esta semana contribuya a enriquecer el ecosistema Windows y que ayude a Nokia a vender sus productos basados en la plataforma móvil de la compañía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor