Nokia reduce pérdidas, pero sigue en números rojos

Empresas

El fabricante finlandés perdió 615 millones de euros en 2013, un 80% menos que el año anterior, cuando las pérdidas de Nokia fueron de 3.105 millones.

La publicación de los resultados de Nokia durante el último trimestre del año pasado y de todo 2013 ha arrojado un soplo de optimismo sobre la marcha de la compañía. Nokia sigue perdiendo dinero, sí, pero menos que en 2012. El fabricante finlandés perdió 615 millones de euros en 2013, un 80% menos que el año anterior, cuando sus pérdidas fueron de 3.105 millones.

El informe de Nokia, recogido por el Wall Street Journal, señala que las ventas netas de Nokia en todo el año 2013  fueron de 12.709 millones de euros, un 17% menos en comparación con los 15.400 millones de 2012. El cuarto trimestre contribuyó a amortiguar esta caída. Las ventas netas entre octubre y diciembre fueron de 3.500 millones de euros, un 18% más qu ene el trimestre anterior.

En cuanto a las pérdidas operativas de la corporación finlandesa,  se redujeron desde los 2.303 millones de 2012 hasta los 71 millones que se perdieron en el ejercicio 2013.

Por divisiones, la de Dispositivos y Servicios, es decir la que incluye los teléfonos móviles, facturó 10.735 millones de euros en 2013, un 29% menos que el anterior ejercicio, debido principalmente a la caída de las ventas de smartphones.

La división de redes NSN reportó unas ganancias netas de 15 millones de euros, en comparación con la pérdida neta de 1.400 millones de euros en 2012. Esto refleja menores niveles de gastos de reestructuración, un fuerte rendimiento operativo en los servicios globales y de banda ancha móvil y menores gastos de contabilidad, relacionados con precios de compra más bajos.

La división de Tecnologías Avanzadas se mantuvo en números positivos, con un beneficio operativo de 310 millones de euros y unas ventas de 529 millones. Por último, HERE (la antigua Nokia Maps) ha visto caer sus ventas netas un 17%. De 1.103 millones de euros en 2012 paso a 914 en 2013. Eso sí, las pérdidas operativas también bajaron: de 301 a 154 millones de euros, casi un 50%.

En total, durante 2013, estas tres áreas de negocio, que conformarán el futuro de Nokia tras la venta de la división de móviles a Microsoft, aportaron a la compañía el 54% de su facturación total y lograron un beneficio neto de 41 millones de euros, frente a los 1.483 millones que perdieron el año anterior.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor