“Cuando creas tu propia empresa, se te mete el gusanillo para siempre”

Empresas

Izanami Martínez y Ramón Sánchez, cofundadores de Nonabox, nos cuentan los inicios de su startup de suscripción online para embarazadas, sus perspectivas y su gestión del capital humano.

Recién cumplidos  los dos años de actividad, Nonabox, la primera empresa de suscripción online ideada específicamente para embarazadas y bebés de hasta 2 años de edad en Europa, ya está presente en cinco países y ha cerrado tres rondas de inversión. Hablamos con sus confundadores Izanami Martínez y Ramón Sánchez sobre su cultura de empresa y el presente y futuro de esta startup.

-Nonabox envía mensualmente a sus suscriptoras cajas de productos para la mujer embarazada y el bebé. ¿Cómo surge la idea?

-(Izanami): Nosotros habíamos trabajado previamente en otros modelos de suscripción, un modelo muy atractivo para el cliente puesto que por una pequeña cuota al mes puedes descubrir productos diferentes y ahorras dinero. Y para las marcas, les permite llegar directamente a clientes potenciales. Viendo lo bien que funcionaba el modelo de suscripción, empezamos a buscar otro sector y nos dimos cuenta de que hay muchos productos para bebé en el mercado. Nonabox nace así como una solución para esas mamás que no tienen tiempo y ayudarlas a descubrir los mejores productos para sus bebés.

-¿Cómo fueron los inicios de Nonabox? ¿Qué ayudas han tenido a la hora de arrancar?

-(Ramón): Yo tenía una empresa de informática e Izanami un centro de yoga, danza y pilates. Decidimos venirnos a Madrid en 2010.

-(Izanami): Al haber sido nuestra primera experiencia laboral por cuenta propia, eso ya te mete el gusanillo para siempre. Estuvimos trabajando por cuenta ajena y aguantamos seis meses.

En cuanto a ayudas a la hora de empezar, del Gobierno nada. Todo ha sido inversión privada, muchos préstamos ICO… Nuestro primer inversor fue Caviedes & Partners, que entraron en la primera ronda. Posteriormente, BDMI, el brazo inversor del grupo Bertelsmann, y luego Kivo Ventures.

-¿Cuántas rondas han cerrado hasta ahora?

-(I): Hemos cerrado ya tres rondas. Una primera de 150.000 euros en abril de 2012; en agosto de 2012 cerramos otra de 500.000 euros, en la que entró BDMI, y luego cerramos una ultima en marzo de 2013 de  750.000. En total, hemos levantado 1.400.000 euros. Ese dinero se ha destinado para expandirnos internacionalmente.

-¿Cómo ha funcionado la expansión internacional de la empresa?

-(I): Hemos sido el primer modelo de suscripción para embarazadas y mamás en Europa, eso ha sido también el motivo de expandirnos tan rápidamente. Además, el online permite vender, desde Madrid y con un equipo internacional, en casi cualquier país del mundo, en el que se pueda pagar por Internet y tenga un sistema de logística. Lanzamos en España en marzo de 2012 y, cinco meses después, lanzamos Italia. En octubre lanzamos Alemania, luego Austria y en julio de 2013 lanzamos Reino Unido. Ahora estamos a punto de lanzar en Francia, el gran mercado europeo que nos queda. Y probablemente lancemos en Irlanda, donde ya nos lo están pidiendo.

-¿Han encontrado competencia después de entrar en estos mercados?

-(I): Ha ido surgiendo después: en cada país donde hemos ido abriendo, dos o tres meses después han lanzado una réplica.

-(R): Pero más que ser una amenaza, estos competidores locales nos vienen bien porque nos ayudan a dar a conocer este modelo de suscripción.

nonabox

-¿Qué herramientas usan en Nonabox?

-(R): Le damos mucha importancia al feedback. Hacemos cuestionarios entre nuestras clientas que automáticamente entran en el perfil de cada clienta, lo que nos permite que cada caja esté adaptada. Además, la web determina automáticamente la estructura de las cajas mediante un sistema ERP. Esta plataforma gestiona la suscripción de un modo más ágil y más personalizado, lo que nos permite ofrecer 80 tipos de cajas con un esfuerzo menor que el de la competencia.

-¿Con qué plantilla cuenta Nonabox actualmente?

-(I): Somos 26 personas. El más mayor tiene 35, luego 31 y todos los demás tenemos menos de 30 años. Somos 20 chicas y seis chicos, que se encargan de finanzas, operaciones e informática. Que el personal sea mayoritariamente femenino es una decisión consciente, porque es un modelo de mujeres para mujeres. Nuestras clientas son un 90% mujeres.

-¿Dentro de su cultura empresarial, qué importancia tiene motivar al personal?

-(I): Cuanto más motivados estén, mejor trabajan. Para ello, hacemos varias cosas: los martes y jueves a las 8 hacemos yoga y pilates, lo que viene muy bien para crear sensación de equipo y empezar el día más activado. Otra política es prohibir las horas extra, salvo ocasiones muy puntuales. Tenemos la teoría, que la final se está demostrando, de que ocho horas de trabajo al cien por cien cunden muchísimo más que 20 horas en la oficina. Por mucho que te guste tu trabajo, si tu vida es oficina-casa-oficina, a los tres meses te acabas quemando. Y a la hora de contratar, sólo miro en el currículum que hayan terminado una licenciatura, porque me fijo mucho más en la actitud de la persona a que venga de una gran empresa. Además, a la hora de incorporar a personas en startups, suele ser hasta contraproducente, porque en una startup necesitas gente muy flexible y muy proactiva y a gente que viene de estructuras más grandes le cuesta mucho integrarse en este modelo. La gente que mejor nos funciona tiene perfiles muy junior.

-(R): Fomentamos que todo el mundo participe y dé ideas. A final de semana nos reunimos y cada departamento propone cosas para mejorar la labor de otros departamentos. De ahí surgen ideas muy buenas, y además la gente ve que cuando tiene una idea se aplica de inmediato, y va teniendo satisfacciones inmediatas de sus esfuerzos.

-¿Qué dificultades se han encontrado?

-(I): Más que dificultades, son oportunidades para aprender. Cada cosa que te planteas implica que tienes que aprender sobre la marcha y muy rápido.

-(R): Sentimos la presión, las responsabilidades, saber que tienes a 26 personas trabajando. Como buena startup, siempre estamos buscando financiación. Ahora que nos hemos estabilizado, desaparece ese estrés y te permite centrarte más en el negocio.

-¿Cuál es su nivel de facturación?

-(R): En 2013 hemos facturado unos 800.000 euros. Desde noviembre o diciembre estamos facturando unos 150.000 euros al mes, por lo que esperamos que crecer bastante en 2014; no sólo facturar, también invertir más en marketing, lo que se traduce en más ventas, entrando en una buena dinámica.

-¿Han pensado en ampliar las líneas de negocio?

-(I): Sí. Nuestras clientas no sólo nos llaman por temas relacionados con nuestras cajas de productos para embarazadas y bebés, sino que nos estamos empezando a posicionar como un referente de información sobre bebés.

-(R): Tenemos varios planes pendientes y uno de ellos es crear una comunidad de premamás y mamás, en Facebook, en la web, en foros… Tenemos un blog en cada país, y está funcionado muy bien; en España tiene 120.000 visitas.

-¿Qué perspectivas tienen cara al futuro?

-(I): Consolidarnos como líderes en Europa, lanzar Francia, consolidarnos como un  referente no sólo a la hora de descubrir productos, sino de dar información para mamás y embarazadas, y seguir buscando nuevos verticales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor