Nos subimos a la báscula wifi que hubiera creado Steve Jobs (¡y no la rompemos!) [hay vídeo]

Empresas

Si Apple estuviera pensando en lanzar una báscula de baño –¿la iBascula?- se echaría las manos a la cabeza al ver que ya han creado una con un diseño inspirado en el iPhone y con conexión Wifi. Curiosa es un rato, ¿útil? No se si tanto.

La hemos probado y la conclusión es la siguiente: ¿tienen que enterarse en Facebook y Twitter que he engordado 2 kilos en la última semana? El bollycao es mío y me lo como cuando quiero. Análisis y vídeo que hemos grabado, tras el salto (mortal).


No podemos negar que la báscula de Withings tiene un diseño muy chulo, digno de cualquier producto de la factoría Apple. Para utilizarla, primero has de registrarte en Internet, crear un usuario y dar tus datos básicos: edad, peso aproximado, altura… También puedes hacerlo a través de la aplicación WeightBot del iPhone. Puedes añadir hasta 8 usuarios distintos.

Para conectar la báscula a la red WiFi, la primera vez necesitarás conectarla a tu ordenador mediante un cable USB… Vamos, que la primera vez vas a tardar 10 minutos en conseguir pesarte. Cada vez que alguien se sube encima, la báscula mide el peso, el índice de masa corporal, la masa grasa y la masa magra. Y no se olvida de ningún dato, via wifi lo envía a Internet para registrarlo en tu usuario, que te dirá tu evolución… y te permitirá compartir tu peso en blogs, redes sociales…

Yo sinceramente prefiero pesarme en dos segundos y que nadie se entere de que este finde me pasé tres pueblos comiendo bollos. Además como mi báscula es de estas de flechita siempre puedo decir que se desajustó sola. Pero bueno, ésta, chula es un rato.

Por cierto, con la báscula –cuyo precio es de 129 euros- te incluyen un metro, así que si quieres ir el fin de semana a IKEA, ya tienes con qué medir tus próximas compras. – M.Moreno [Curiosite]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor