La víctima de un Note 7 explosivo lleva a Samsung a los tribunales

LegalRegulación

Un usuario de Florida que sufrió quemaduras de segundo grado por la explosión de un teléfono pide a la coreana una compensación económica por daños y perjuicios.

Ante los múltiples incidentes incendiarios surgidos, Samsung se está esforzando por retirar del mercado los más de 1 millón de Note 7 comercializados desde su lanzamiento, con la promesa de proporcionarles a sus propietarios un modelo nuevo.

Hace unos días, la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de EE.UU (CPSC) emitió un comunicado en el que instaba a los consumidores a dejar de usar sus dispositivos y apagarlos de inmediato. Fue entonces cuando la coreana aprovechó para anunciar que sus teléfonos de reemplazo estarían disponibles este miércoles 21 de septiembre.

Sin embargo, mientras los consumidores americanos esperan para efectuar la sustitución de sus smartphones, los afectados por los problemas del Note 7 ya han comenzado a tomar medidas legales.

Un usuario de Florida llamado Jonathan Strobel ha demandado al fabricante asiático después de que un Note 7 comenzara a arder en el bolsillo delantero de su pantalón e incluso hiciera un agujero en el mismo, provocándole quemaduras tanto en su pierna como en el pulgar de su mano izquierda al intentar deshacerse del gadget incendiario. Esta puede ser la primera de una serie de demandas.

“Tiene una quemadura de segundo grado profunda, más o menos del tamaño del teléfono, en el muslo derecho”, ha explicado el abogado del afectado a Reuters. “Por desgracia para mi cliente la retirada llegó demasiado tarde. Cabe destacar que el mencionado incidente ocurrió el 9 de septiembre”, añade.

El demandante solicita a Samsung una cantidad de momento no especificada para sufragar “gastos médicos, salario perdido, dolor y sufrimiento”.

Desde la firma han explicado que no hacen comentarios sobre litigios pendientes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor