Novia de repuesto artificial por 18.000 €

Empresas
0 0

Asúmelo, tu novia te ha dejado y nunca más va a volver.

Pero ello no quiere decir que tengas que quedarte sin su presencia. Al menos puedes encontrar una substituta idéntica en aspecto, medidas… y falta de respuesta. Porque con dinero de por medio siempre hay algún remedio, aunque en este caso sea de silicona. Solo necesitas unas cuantas fotos de tu amor ahora distante y contactar con un artesano como Diego Bortolin, que él sabrá satisfacer tus deseos… en el buen sentido… o en el regular, en fin. ¿Deseas saber más?Un

Un hombre de negocios italiano fue abandonado por su amada, y lejos de refugiarse en brazos de otra mujer, como haría cualquiera (después de llorar, beber, dar la paliza a los amigos, hacer llamadas telefónicas a horas intempestivas…) decidió buscar la manera de seguir teniendo a su lado al menos una representación fiel de la presencia física de la mujer de sus desvelos.

Acudió a Diego Bortolin, especialista en juguetes para adultos… ya me entiendes, no hablamos de un coche de Scalextric o un castillo de Lego demasiado caro para la paga del pequeño Miguelín.  El artesano se puso manos a la obra y tras repasar una buena colección de fotos de la ex-novia, y sobre todo tras asegurarse una paga de unos 18.000 €, el resultado fue una réplica a escala real de la moza, aunque con un pequeño añadido. El despechado ex-novio pidió que, ya puestos, la réplica podía ser un poquito menos fiel a la realidad… y contar con un busto algo más generoso. Total, ya puestos, qué le cuesta a usted, don Diego, echarle un poquico más de silicona… sí, hombre, ahí, por la parte del pecho.

La “novia” pesa 58 kilos, mide 1,60 m y puede adoptar las mismas posturas que cualquier ser humano gracias a su esqueleto metálico y su carne de silicona.

Bortolin vende muñecas de este tipo en su web Le Tentazioni, aunque a un precio bastante inferior, en torno a los 6.000 €, pero al ser esta de la que hablamos un proyecto tan “a medida”, el precio se ha elevado. Y es que el que algo quiere algo le cuesta, pero cuando dejan de quererte igual te cuesta hasta más. ─Antonio Rentero [Herald Sun]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor