La NSA trabaja en un ordenador cuántico para crackear mensajes cifrados

EmpresasRegulación
NSA

El proyecto tiene un presupuesto de 80 millones de dólares, según los documentos de Snowden. La NSA todavía no tiene listo el ordenador para funcionar.

La Agencia Nacional de Seguridad estadounidense no ceja en su labor de desarrollo de nuevos métodos para intervenir las comunicaciones en línea. Según el Washington Post, la NSA está trabajando en la construcción de un ordenador cuántico para romper el cifrado que protege los mensajes enviados electronicamente.

Este proyecto de la NSA ha salido a la luz en los documentos aportados al diario americano por Edward Snowden. Se estima que la agencia habrá gastado unos 80 millones de dólares en el proyecto, aunque todavía no tiene lista la máquina para funcionar. Con ella, espera aprovechar las cualidades especiales de las computadoras cuánticas para acelerar sus esfuerzos de crackeo de códigos.

El ordenador cuántico está siendo desarrollado bajo un programa de investigación denominado Penetrating Hard Targets, que se cree que se está llevando a cabo en un laboratorio de Maryland. Si la NSA logra finalmente desarrollar un ordenador cuántico operativo, se pondría a trabajar en la ruptura de los sistemas de encriptación usados ​​en línea y por Gobiernos extranjeros para mantener seguros los mensajes oficiales.

Muchos grupos de investigación de todo el mundo están trabajando en el objetivo de crear un ordenador cuántico, pero los desarrollados hasta ahora no han sido capaces de ejecutar los algoritmos necesarios para romper los sistemas de encriptación de hoy en día. Los ordenadores actuales tratan de romper el cifrado a través de muchos medios diferentes pero que se limitan a la generación de posibles claves para descifrar los datos de uno en uno. El uso de computadoras más grandes puede acelerar este proceso, pero la longitud de los números que se utilizan como claves para codificar los datos limita la utilidad de este enfoque.

Por el contrario, los ordenadores cuánticos aprovechan  los bits cuánticos (qubits), que son simultáneamente ceros y unos, lo que en determinadas condiciones puede permitirles llevar a cabo millones de cálculos simultáneamente. Esto es muy práctico para probar todas las posibles claves que protegen un mensaje o un flujo de datos en particular. La parte más difícil en la creación de un ordenador cuántico es mantener estables una cantidad suficiente de sus elementos computacionales constitutivos, los qubits, para que puedan interactuar y producir un trabajo útil.

Hasta ahora, no se creía que la NSA hubiera hecho avances significativos en su trabajo que le colocara por delante de los esfuerzos de investigación en otras partes de EEUU y en Europa. Sin embargo, los documentos proporcionados al Post por Snowden sugieren que los investigadores de la agencia están teniendo cierto éxito en el desarrollo de los elementos básicos para este tipo de máquina.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor