Así es la nueva hornada de videocámaras

EmpresasWorkspace
0 0

Actualmente existe una reconversión de los modelos de cámaras de vídeo, que han aumentado su calidad de imagen y ofrecen nuevas prestaciones que mejoran el concepto de cámaras de consumo.

1- Última tecnología en vídeo

A la hora de comprar una cámara, se presentan demasiadas oportunidades, pues los productos inundan el mercado y es difícil saber cuál es la mejor opción. Esto siempre dependerá del uso que se le quiera dar al objeto en cuestión, por eso a continuación se muestran las distintas posibilidades de uso.

La Alta Definición o HD es un sistema de vídeo con una resolución que puede llegar hasta los 1280×720 y 1920×1080. La grabación HD ya es algo común en las videocámaras actuales, sin embargo, hasta hace muy poco tiempo, esto sólo era un elemento incorporado en las profesionales o semiprofesionales.

La bajada de precio que está teniendo está tecnología, está haciendo que se generalice a todos los modelos, tamaños y precios del mercado. Encontramos la alta definición en dispositivos como videopocket, teléfonos móviles, cámaras de fotos y por supuesto, videocámaras. Gracias a estos descensos en los precios, se pueden obtener vídeos de gran calidad en casi cualquier dispositivo.

Sin embargo, no todas las cámaras, graban en el mismo formato, habría que separar entre la grabación en progresivo y la grabación en entrelazado, pues el resultado no es para nada el mismo. La grabación en entrelazado, era el más usado en las retransmisiones televisivas, por necesitar menos ancho de banda. Consiste en dividir la imágenes en 25 líneas pares y 25 impares. Los actuales monitores de alta definición, reproducen en progresivo, por lo que al reproducir este tipo de vídeos ahí, se produce un efecto rayado. No todas las cámaras ofrecen la posibilidad de grabar en progresivo o de elegir el formato.

En cuanto al audio, últimamente las cámaras de vídeo, no incluyen conexión de micrófono externo, por lo que se suelen quedar cortas para hacer algo más que el vídeo de las vacaciones. Sin embargo, existen otras opciones, aunque en estos casos el precio suele ascender un poco. Algunos modelos de Canon Legria, como el HF-S200HF-S20 o la Sony HDR-HC9E, que además funciona con cintas MiniDV, lo cual muchos prefieren.

Por otro lado, Sony ha presentado una videocámara de consumo que permite el intercambio de lentes, la nueva NEX-VG10. Aunque se pueden utilizar las lentes A de Sony con un adaptador, existen unas específicas, que ofrecen funcionamiento silencioso y autoenfoque. Una cámara que permite multitud de posibilidades y ofrece una tecnología que promete casi 20 veces más de luz que las cámaras habituales. El precio de la cámara en la Sony Style es de 1.999 euros.

Panasonic prepara también un modelo, AG-AF100, que podrá hacer uso de las lentes disponibles para Micro Cuatro Tercios, ésta, será previsiblemente más cara, puesto que ofrecerá unas prestaciones más profesionales.

2- Nuevas prestaciones

La sociedad está cambiando y con ello, el uso de los objetos que están a su alrededor. La información cada vez va más deprisa y existe la necesidad de compartirla de manera instantánea. Este fenómeno se extiende hasta las cámaras de vídeo y es por ello que los fabricantes incluyen opciones para compartir los archivos en redes sociales.

Un ejemplo de esto, son las cámaras Legria de Canon, cuyo software permite la conversión de archivos HD a SD, para una carga más fácil de los archivos a Internet. Además, las cámaras permiten hacer un montaje sencillo desde la cámara, o editarlos desde el ordenador, con un programa que incorporan. De esta forma, los videos se pueden subir más rápidamente a la red.

Pero otra de las novedades que están surgiendo en el terreno del vídeo, es la reducción del tamaño de los dispositivos. Cada vez son más las compañías que apuestan por cámaras que graban en Alta Definición, pero que tienen el tamaño de un móvil, las videopocket. Aunque desde que éstos incorporan cámaras HD parece extraño que este mercado siga avanzando, lo cierto es que así es. Sony con su Bloggie, Panasonic con su SDX1 o recientemente, Samsung con la HMX-E10. Son cámaras de precio asequible, con buena calidad de imagen. Algunas como las de Sony, permiten grabar hasta 60 fps en el modo especial 720p. A esto hay que añadirle, que incluyen aplicaciones para subir los vídeos a la web. Cisco anunció que incorporaría WiFi en sus próximos dispositivos para hacer frente a la competencia del mercado móvil. Otro de los detalles importantes es, que son aptas para todos los públicos, es decir, manejo fácil e intuitivo.

Otro mercado, que parece que está en crecimiento a un nivel de usuario, es el de las cámaras en 3D. Panasonic ya ha presentado la primera cámara en 3D, la HDC-SDT750. Una cámara que incorpora una tecnología bastante profesional, y un sistema 3MOS, para una mejor captación de la luz y el color. El complemento óptico 3D que se acopla a la cámara, no es fijo, lo que permite mayor versatilidad.

Aunque de momento es la primera videocámara 3D en el mercado de consumo, habrá que esperar cómo reaccionan el resto de marcas. De momento, Sharp, ha presentado un módulo para incorporar a los teléfonos móviles, capaz de grabar en 3D y en Alta Definición, aunque todavía no está disponible.

3- Curiosidades sobre videocámaras

El mundo de las videocámaras ha avanzado mucho, tanto que aparecen en el mercado grandes curiosidades y posibilidades para obtener imágenes en todo tipo de situaciones y con características muy peculiares.

Algo que llama mucho la atención es la cámara digital Harinezumi 2, que combina la tecnología digital con las características del vídeo analógico súper 8 ó 16 mm. El resultado es una imagen digital con una estética muy retro, pues se obtiene más contraste y saturación en la imagen. Además permite grabar y hacer foto en color o en blanco y negro y también registra audio. Los resultados de esta cámara son bastante buenos y el precio bastante asequible: 155 euros. Lo único malo es que la cámara usa un pila CR2 y una tarjeta de memoria Micro SD que no vienen incluidos. También es necesario un lector de tarjetas, para volcar los archivos.

Algo totalmente distinto es la cámara Drift Innovation HD170, una cámara pensada para los más aventureros, capaz de grabar en Alta Definición y tomar fotos de 5megapíxeles. Tiene una lente gran angular con 170º de rotación. Incorpora un micrófono y además, permite conectar uno externo. Funciona también con un mando a distancia por Radio Frecuencia. La Drift HD170 es un dispositivo resistente también al agua, aunque no sumergible, sólo 0,5m. El precio ronda los 275 euros.

Para grabar esos momentos debajo del agua que el anterior dispositivo no permite, está GO! Water Filming de Zipy, que permite grabar vídeos en condiciones extremas y trae una carcasa para poder sumergir la cámara hasta 20 metros de profundidad. Otra característica curiosa es que se puede activar de manera manual o a través de la voz. La calidad de imagen que ofrece la cámara no es muy buena, pues graba en formato AVI con resolución VGA, sin embargo, lo mejor de la cámara es el precio, 120 euros con carcasa y accesorios multiposiciones. Por lo que esta pequeña cámara se convierte en una solución para aquellas situaciones en donde lo más importante es tener imágenes.

Sin embargo, si lo que se busca es sumergir algún modelo de cámara con más calidad, existen carcasas, aunque en la mayoría de las ocasiones es mayor el precio del complemento que el de la propia cámara. La tienda Casco Antiguo, experta en buceo, oferta este tipo de carcasas para varios modelos de videocámaras. En algunos casos, por 1000 euros se puede conseguir la carcasa y la videocámara, SONY SX 30. Por 500 euros aproximadamente y aprovechando las ofertas de los retailers, es posible conseguir una Sanyo Xacti con su carcasa para inmersiones. En la web de la tienda, además, se encuentran accesorios como focos, flashes y soportes para las cámaras y la iluminación, que permiten un agarre más cómodo. Los precios son muy variados, según las expectativas de cada uno, ya que existen múltiples formas sujeción.

Por último, hay que destacar la extensión de cámaras ocultas en infinidad de productos. Todo aquello que se ve en las películas se hace realidad en las tiendas dedicadas a los espías. La tienda del espía o la Factoría espía, son dos ejemplos de éstas. Aquí, podremos encontrar, cámaras en una lata de Coca-Cola, camufladas en una corbata, gafas de sol, o en una bola que podremos esconder “en la cuenca ocular de un osito de peluche”.

Cámara Harinezumi 2

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor