Nuevas opciones para el cifrado de voz móvil

CortafuegosMovilidadSeguridad

Los vendedores de seguridad móvil han desarrollado gran cantidad de sistemas que buscan proteger las llamadas de voz.

En algunos casos emplear cifrado de voz puede ahorrar dinero a las compañías, además de permitir que ejecutivos de alto nivel discutan sobre información sensible sin necesidad de tener que ir a las oficinas de la compañía. Esta es al menos la opinión de Christopher Erdmann, director y fundador de Secusmart, que fabrica una tarjeta flash con cifrado basado en hardware para llamadas de voz.

Según recoge Infoworld.com, Erdman lo ha estado utilizando para trabajar de forma segura con Nokia, después de viajar constantemente a Finlandia para discutir información importante evitando hablar por teléfono. Nokia llegó a la conclusión de que el mercado de dispositivos superseguros era demasiado pequeño y Erdmann decidió instalarse por su cuenta ofreciendo seguridad a los smartphones de Nokia.

La tarjeta microSD de Secursmart, llamada SecuVoiceVersion 1.0, se coloca en los Nokia Series 60, muy utilizados en entornos gubernamentales. El software se instala en el teléfono cuando la tarjeta se inserta en el dispositivo; un software basado en Criptografia de Curva Elíptica (ECC), un método para establecer una conexión segura entre dos dispositivos, más rápido que utilizar un algoritmo RSA, que al emplear mayores calves o certificados incrementa el tiempo necesario para conectar una llamada 15 segundos. ECC necesita menos de cinco segundos.

Las llamadas de voz se cifran utilizando claves de 128-bit AES (Advanced Encryption Standard) y la tarjeta ha sido aprobada por la Oficina Federal para la Seguridad de la Información de Alemania, que prueba los productos de seguridad TI para el Gobierno. La microSD tiene un precio de 2.200 euros.

Otra opción para el cifrado de voz que pudo verse en el recientemente clausurado CeBIT es un sistema de Rohde y Schwarz, que consiste en un dispositivo móvil llamado TopSec que cifra las llamadas de voz utilizado claves de 128-bit AES. En unos meses la compañía integrará cifrado de 256-bit AES. El dispositivo, que se parece a un teléfonos móvil sin botones, acompaña al terminal y lo que hace es cifrar el tráfico de voz y enviar los datos a través del teléfono móvil mediante Bluetooth.

La ventaja, según la compañía es que el sistema es compatible con la gran mayoría de dispositivos móviles que incorporen Bluetooth. TopSec tiene un precio de 1.800 euros.

Per Rohde y Schwarz también ofrece un appliance de cifrado para ordenadores de sobremesa para líneas ISDN (Integrated Services Digital Network). Llamado TopSec 703 tiene un coste de 1.200 euros y sirve para hacer llamadas seguras entre teléfonos fijos y móviles.

Al CeBIT también asistieron la italiana Caspertech y la alemana Compumatica, cuyos productos de cifrado para entornos móviles están siendo evaluados por la Agencia Nacional de Seguridad de Comunicaciones de Holanda.

Uno de los productos es CompuGSM, un modelo básico que cifra la voz. Los usuarios pueden optar por añadir cifrado Una versión de mayor nivel es CompumaticaGSM, que incluye un administrador de claves para la gestión de gran cantidad de dispositivos. Además, CompumaticaGSM podrá cifrar SMS y correos electrónicos con el firewall CompuWall, que utiliza claves de 256-bit AES y que además es capaz de sustituir un algoritmo de cifrado diferente en el software.

Ambos dispositivos sólo son compatibles con dispositivos de HTC que ejecuten el sistema operativo Microsoft Windows Mobile.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor