Nuevas revelaciones sobre la tecnología de conducción autónoma de Apple

Innovación

La compañía ha desarrollado un sistema automatizado de conducción y está preparando a los empleados para realizar pruebas con los vehículos.

Mucho se ha escrito sobre el desarrollo de tecnología de autoconducción por parte de la firma Apple, pero muy poco verificado. Fiel a su tradición de no comentar rumores, y no oficializar nada hasta que ya sea poco menos que de conocimiento popular, la compañía de la manzana no ha compartido ninguna información sobre este tema con medios o usuarios.

Pero es imposible llevar a término herramientas de este tipo sin una serie de pasos que pasan por canales oficiales. De ahí que, muy de vez en cuando, se reciba alguna confirmación de hacia dónde van avanzando. Por ejemplo, hace unos días se conocía que pronto comenzarían a realizar pruebas en las carreteras de California, gracias a la publicación del correspondiente permiso por el Departamento de Vehículos Motorizados de California.

Precisamente a través de las autoridades de este estado ha conseguido BusinessInsider acceder a registros públicos de los de Tim Cook, que permiten verificar algunas de las hasta ahora especulaciones. De acuerdo a estos documentos, Apple ha desarrollado un “Sistema Automatizado”, que definen como una plataforma de desarrollo que “utiliza hardware y software para monitorizar objetos y eventos circundantes”.

Según explica un trabajador de la compañía en el formulario, la tecnología es “capaz de enviar comandos electrónicos para la dirección, la aceleración y la desaceleración y puede llevar a cabo partes de la tarea de conducción dinámica”.

Los informes también recogen la existencia de un programa, “Entrenamiento específico de la plataforma de desarrollo”. Este consiste en instrucciones y preparación para que los empleados que vayan a realizar los tests en carretera puedan recuperar el control manual del vehículo.

Los conductores de Apple deben superar siete pruebas para finalizar su entrenamiento. En cada una de estas etapas, los empleados pueden realizar dos carreras de prueba y tienen tres intentos. La ley de California obliga a las empresas a que haya personas durante los tests con vehículos autónomos cualificadas para tomar el control del coche en caso de necesidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor