Nunca chatees con los contactos de tus víctimas

Empresas
0 0

Siguiendo nuestras “recomendaciones” para aspirantes a criminales que se niegan a escuchar nuestros consejos de hacer con sus vidas algo más provechoso para la humanidad que delinquir, os relatamos el caso de un ladrón con pocas luces que  nuevamente se ha visto traicionado por su afán de comunicarle sus fechorías a los demás o la simple y estúpida curiosidad.

Tras desvalijar una casa en East Hampton, Nueva York, y hacerse con objetos valorados en 30.000 dólares, entre los que se encontraba un portátil de Apple,  a nuestro “inteligente” ladrón no se le ocurrió nada mejor que encenderlo para trastear con él.

Hasta aquí todo “normal”, lo que es fascinante es que le diera por meterse en su iChat y se pusiera a hablar con los contactos de su víctima. Uno de los amigos no tuvo más que capturar la pantalla para tener una linda foto del sujeto.

Lo más sorprendente de todo esto es como una persona con tan pocas luces consiguiera cargar un objeto robado en sus manos y andar a la vez sin sufrir un colapso general al usar todo el potencial de su cerebro y no dejar ningún recurso libre para sus órganos vitales y recordar respirar.— Dani Burón

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor