NVIDIA anuncia sus nuevos Tesla P100 para datacenters

Cloud

NVIDIA da un nuevo paso en el sector de la computación en la nube con su nuevo Tesla P100, basado en su arquitectura Pascal.

Desde hace unos años, NVIDIA ha dejado claro que, además de las GPUs para videojuegos en PC, otro de los sectores en los que está apostando es en el de los sistemas de procesamiento de datos de alto rendimiento. Desde 2012 la conocida empresa ha ido desvelando sus planes cada vez más ambiciosos en este sector, y su nuevo Tesla P100 es un paso más allá para seguir afianzándose.

Con el nuevo Tesla P100, basado en arquitectura NVIDIA Pascal y FinFET de 16nm de TSMC, la compañía presenta al sucesor de sus anteriores Tesla K40 y Tesla K80. En este caso nos encontramos con 3.584 núcleos, con un mayor rendimiento y mayor densidad de computación, que permiten alcanzar 21,2 teraflops en FP16, 10,6 teraflops en FP32 y 5,3 teraflops en FP64, lo que supone cinco veces más que un Tesla K40 con un consumo de 300W, frente al de 250W de la anterior.

Para lograrlo, NVIDIA ha conseguido concentrar en una superficie de 610 milímetros cuadrados 15.300 millones de transistores, añadiendo 14.336KB para los registros internos y con la nueva tecnología HBM2 para incrementar el ancho de banda de la memoria a 720GB/s. Cifras de escándalo que permiten que NVIDIA se consolide en el sector y que ofrezca soluciones de supercomputación como su nuevo DGX-1, acercando los superordenadores a universidades, centros y empresas con una inversión menor y una solución lista para usar de la manera más sencilla posible.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor