Nvidia ¿entierra? la Ley de Moore

Empresas

La Ley de Moore establece que el número de transistores contenidos en un circuito integrado se duplica cada 18 meses.

Y ha venido cumpliéndose religiosamente desde que la enunció Gordon Moore (uno de los fundadores de Intel en 1968) en 1965. Han pasado casi 45 años y puntualmente cada 18 meses los procesadores duplicaban su capacidad. Pero en la actualidad diversas voces comienzan a hacerse eco de que tal regla podría estar a punto de quebrarse, al menos para las CPU. Los últimos en exponerlo han sido los chicos de Nvidia. ¿Deseas saber más?

El propio Moore modificó a lo largo de los años su predicción. En 1975 modificó el período, pasando de 18 a 24 meses. En 2007 vaticinó que su Ley tendería a dejar de cumplirse pasados unos 15 años, aunque también precisó que una nueva tecnología pasaría a sustituir la actual.

Cuando Moore enunció su Ley aún no existían los procesadores (se crearon en 1971) pero ello no obsta para que se haya cumplido su pronóstico. En la actualidad un ordenador que hoy vale 1.000 € el año que viene costará 500 y en dos años estará obsoleto.

Llegados a este punto Bill Dally, científico jefe del fabricante Nvidia avisa de que hemos alcanzado el límite físico en la capacidad de cálculo de los procesadores actuales. La única forma de seguir avanzando, según Dally, estaría en aplicar los postulados de Moore al proceso en paralelo, facilitando que procesadores diferentes trabajen en el interior del ordenador de manera paralela, optimizando su eficiencia y con un menor consumo energético, trabajando juntos para resolver un problema en lugar de buscar una mayor velocidad en serie.

Esto parece especialmente significativo en el campo de los procesadores gráficos dedicados (el campo habitual de especialización de Nvidia), lo que permitiría continuar escalando las prestaciones de los procesadores en un entorno de ahorro energético como el actual. Esto podría permitir que cada 3 años se multiplique por cuatro el número de transistores, así como el de núcleos de proceso.

En cualquier caso Dally reconoce que tras 40 años de proceso en serie, desarrollar el proceso en paralelo no va a ser tarea sencilla, pues supone una evolución también en el propio campo de la programación, para adecuar las aplicaciones a este nuevo tipo de proceso. ─Antonio Rentero [TG Daily]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor