¿Obra de arte o altavoces?

Empresas
0 0

La música es una de las siete artes clásicas, junto con la escultura, de las que hablaremos hoy.

Hay ocasiones en que pueden unirse dos de estas artes con resultados nada chirriantes. De hecho lo que aparece en la foto es capaz de producir música con total calidad. Es el caso de estas obras realizadas en cerámica y madera por Andrew Beaumont y que pueden cumplir una doble función, tanto la estética como la auditiva. ¿Deseas saber más?

Beaumont es un ceramista británico recién graduado por la Universidad de Plymouth.

En algunas de sus obras ha desarrollado una curiosa mezcolanza entre dos materiales, la cerámica y la madera, antagonistas en naturaleza y textura. De uniforme y liso color una, veteada y porosa la otra. Fría y aséptica la primera, cálida y acogedora la segunda. Una de sus obras no solo parece un altavoz, sino que lo es, pero a su manera.

Inspirándose en los típicos conos de los gramófonos decimonónicos Beaumont ha elaborado una trompetilla de cerámica inscrita en un bloque de madera que le sirve de soporte. Lo mejor es que este altavoz no necesita amplificación pues funciona mediante la resonancia pasiva. El ejemplo que os ofrecemos en la foto superior es solo el más evidente, pues la imaginación del artista ha dado para varios de estos altavoces con la misma funcionalidad aunque con un aspecto menos evidente.

─Antonio Rentero [Design Boom]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor