Las oficinas inteligentes mejoran la productividad de los empleados

EmpresasWorkspace

Reducir el consumo de energía y aumentar tanto el confort como la seguridad de los trabajadores es el objetivo para quienes diseñan los nuevos espacios de trabajo

El progreso tecnológico ha transformado los entornos laborales. Son muchas las personas que pasan buena parte de sus vidas sentadas frente al ordenador o teléfono, por lo que optimizar las condiciones del lugar repercute en la productividad y satisfacción de los empleados. Al auge de los dispositivos móviles y del teletrabajo habría que sumar la “inteligencia” que adquieren multitud de oficinas gracias a los sistemas inmóticos.

Desde la regulación automática de la temperatura hasta el encendido de las luces en función de las necesidades de la persona. “Una oficina inteligente es un espacio amable con sus habitantes y con el entorno, que permite desarrollar la actividad laboral en condiciones óptimas de confort y mejorar la productividad de los empleados gracias a un integración adecuada de las tecnologías, haciendo un uso eficiente de los recursos”, afirma Ángel Francisco Agudo, coordinador del Máster en Domótica y Hogar Digital de la Universidad Politécnica de Madrid.

Sergio Cantos, profesor del Máster en Automática, Domótica y Robótica de La Salle Campus Barcelona, resalta que “la inteligencia es una cualidad humana no atribuible a los objetos, y que la inteligencia artificial tiene mucho de artificial y poco de inteligente, por lo que una oficina inteligente es aquella capaz de proporcionar información sobre lo que pasa en ella e incluso mostrar factores clave que ayuden a resolver problemas”.

Es fundamental que los dispositivos inmóticos utilizados para controlar viviendas y oficinas se aprovechen al máximo. Para Michael Sartor, miembro del departamento técnico de la Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico (AFME), “si instalo, por ejemplo, un detector de presencia debería usarse no sólo para apagar la luz, sino para bajar la calefacción, el aire acondicionado u otras aplicaciones. La ingeniería que hay detrás de la domótica e inmótica, es decir, la integración de todos los aparatos, es muy importante”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor