La venta de Opera a un consorcio chino no prospera

Adquisiciones y FusionesEmpresas

La operación de Opera Software no ha sido aprobada por las autoridades reguladoras y el grupo solo podrá hacerse con algunas unidades de negocio.

La compañía noruega Opera Software no ha podido ser vendida a un consorcio chino de empresas de Internet a causa de la negativa de las autoridades antimonopolio. La empresa nórdica ha explicado que la operación se ha truncado definitivamente, después de revelar hace unos días que el acuerdo aún estaba pendiente de recibir el visto bueno de los reguladores.

Opera no ha dado a conocer las razones exactas por las cuales no se ha podido llevar a cabo la adquisición, que se había acordado en 1.240 millones de dólares, al margen de indicar que las condiciones para cerrar la oferta pública no se cumplieron.

Para cerrarse, la operación necesitaba del beneplácito de las autoridades EE.UU y China. Desde Opera tampoco han especificado de dónde ha venido la negativa, si de los reguladores americanos, mandarines o ambos.

No habrá compra completa, sin embargo, el consorcio, formado por empresas como Quihoo 360 Technology o Beijing Kunlun Tech, sí ha acordado hacerse con algunas partes de su negocio de consumo por 600 millones de dólares, según informa Reuters. Entre ellas están el famoso navegador tanto para móviles como para desktop, su área de apps, su cartera de licencias y su participación en la joint venture china nHorizon. Quedan fuera del acuerdo sus negocio de publicidad y marketing, sus operaciones de televisión aquellas apps relacionadas con los juegos.

“Se espera que el cierre de la transacción tenga lugar durante la segunda mitad del tercer trimestre de 2016”, señalan desde Opera.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor