Optimización de la memoria

Workspace

La velocidad de latencia de la memoria es uno de los aspectos que más influyen en su rendimiento y, aunque cuenta con una configuración por defecto, podemos ajustarla por medio de la BIOS para obtener mejoras en su rendimiento. Este incremento se dejará sentir en todas las operaciones que realicemos con nuestro equipo, aunque también

La velocidad de latencia de la memoria es uno de los aspectos que más influyen en su rendimiento y, aunque cuenta con una configuración por defecto, podemos ajustarla por medio de la BIOS para obtener mejoras en su rendimiento. Este incremento se dejará sentir en todas las operaciones que realicemos con nuestro equipo, aunque también debemos extremar las precauciones. Para acceder a la BIOS pulsamos la tecla Supr o F2.

La interfaz de la BIOS varía en función del equipo aunque todas ellas cuentan con las mismas funcionalidades. Una vez hemos accedido nos dirigimos a la sección Advanced. Por defecto la velocidad de la memoria y lo denominado Timing son enviados a la BIOS por una función denominada Serial Presence Detect, que es información almacenada en los propios módulos de memoria. En la captura de la BIOS adjunta se puede observar que tanto la frecuencia como el Timing Control tienen asignada la opción Auto, mientras que las otras cuatro posibilidades están en color gris, es decir, no podemos acceder a ellas.

Si cambiamos la opción Timing Control de Auto a Manual se activarán las cuatro opciones de abajo. Debemos hacer notar que cuanto menor sea el número, mayor será la velocidad de respuesta de la memoria y por tanto se incrementará su rendimiento, pero si ajustamos demasiado estos valores podemos provocar que borremos la BIOS y se reinicie el sistema.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor