Ordenadores y ropa convergen gracias al silicio estirable

Empresas
0 0

Antes de que Apple se dedicara a ponerle i delante a todo tipo de cosas, la fiebre de los e-productos nos trajo el e-mail, e-comercio, e-book y otros muchos. Bueno, ya llevamos años esperando a la supuesta e-ropa de la que siempre nos hablaban, y parece ser que gracias a Reebok y MC10 por fin está a punto de ser una realidad.

Al parecer el fabricante de artículos deportivo se habría aliado con MC10, productores de simiconductores especializados en prototipos ligeros, flexibles y elásticos, para confeccionar una línea de ropa deportiva con sensores biométricos.

De esta manera la ropa podrá recoger nuestro pulso, temperatura, niveles de pH, presión sanguínea y mucho más sin necesidad de llevar aparatos externos ni tener que conectarnos luego a ningún sitio ya que la CPU y sensores estarían integrados en la tela.

Al parecer los sensores funcionarían mejor y serían más fiables ya que estarían en contacto directo y se ajustarían sin problemas a las formas del cuerpo y su actividad. Según MC10 podrían salir a la venta en un año o dos.

Pero no se quedan aquí ya que planean también la posibilidad de que nuestras prendas se conviertan en auténticos ordenadores. Ya lo estoy viendo, tendrás que combinar el calcetín con las últimas películas descargadas de Emule, con la camiseta con conexión Wi-Fi y usarás el recalientamiento de la tarjeta gráfica de tus calzoncillos para las noches solitarias de invierno, aunque no quiero ni pensar donde te vas a tener que enchufar el USB o peor aún las tarjetas PCMCIA… que dolor…— Dani Burón [Technology Review]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor