Pac-Man revela la respuesta humana a las amenazas

Empresas

Científicos de la Universidad de Londres han utilizado el clásico juego de arcade para determinar cómo responde el cerebro humano a las amenazas.

Los investigadores han creado un juego en el que los voluntarios era perseguidos por un predador a través de un laberinto. Si se les atrapaba recibían una leve descarga eléctrica.

Se midió la actividad cerebral de los voluntarios utilizando resonancias magnéticas y se descubrió que los humanos, como otros animales, alteraban su conducta cuando se enfrentaban a una amenaza dependiendo de si esa amenaza estaba cerca o lejos. Esto es porque los mecanismos de defensa se necesitan dependiendo de si simplemente somos conscientes de la amenaza para protegernos, o si necesitamos luchar o correr.

El resultado de este experimento con un clásico como el Pac-Man pone de manifiesto que el temor activa movimientos de áreas estratégicas del cerebro dependiendo de la proximidad del predador.

Aparte de otras conclusiones, esta investigación se une a otras que aprovechan los juegos para demostrar o investigar las reacciones humanas. No hace mucho os hablábamos de un estudio que pone de manifiesto los efectos calmantes del Tetris.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor