Las páginas seguras ya suponen más de la mitad de las visitas desde Chrome

Seguridad

Según el último informe de transparencia de Google, más del 50% de todas las páginas cargadas en Chrome desde PC de escritorio usan HTTPS.

Google ha revelado en su último informe de transparencia que más del 50% de todas las páginas cargadas en la aplicación de escritorio de Chrome actualmente lo hacen a través del protocolo HTTPS. Esto representaría más de dos tercios del tiempo de navegación de los usuarios de Chrome.

Los resultados de Google muestran que en el navegador Chrome -en sus versiones Windows, Chrome OS, Linux y Mac- el protocolo HTTPS ya es el dominante, aunque en el móvil todavía está por debajo de la mitad de páginas visitadas. Usando Android como indicador, el porcentaje de visitas a páginas seguras ha aumentado de alrededor del 30% de todas las páginas cargadas en abril de 2015 a más del 40% a día de hoy, informa Venture Beat.

“A medida que la Red hace su transición a HTTPS, vamos a seguir trabajando para garantizar que la migración a HTTPS es una obviedad, proporcionando beneficios para el negocio más allá de la seguridad“, explica la compañía en su blog.

Desde 2015, el gigante de Internet ha estado siguiendo el porcentaje de conexiones HTTPS a través de los usuarios de Chrome que optan por compartir sus datos de uso. Google ha apostado por este protocolo como forma de mejorar la seguridad online.

De hecho, esta noticia llega menos de un año después de que Google anunciara que indexaría las páginas HTTPS de forma predeterminada cuando existiera un equivalente HTTP. Hace unos meses, reveló que empezaría a redireccionar automáticamente las solicitudes web HTTP realizadas a través de Google.com a su contraparte HTTPS, más segura.

El HTTPS es un protocolo de comunicaciones seguro que añade cifrado para incluir una capa extra de seguridad al protocolo HTTP tradicional. Utilizado tradicionalmente por entidades muy sensibles a la seguridad online como los bancos, sirve para autenticar un sitio web y garantizar la privacidad de los datos intercambiados entre el usuario y el servidor. Cada vez más compañías han adoptado HTTPS, desde Twitter, que lo cambió por defecto en 2012, a Wikipedia y Microsoft Bing, que lo permitió por defecto el año pasado.

Actualmente, HTTPS permite también un mejor rendimiento de la oferta web y potentes funciones que benefician las conversiones de los sitios, incluidas nuevas características como soporte sin conexión y notificaciones push web. A ello se suman funciones existentes como el relleno automático de tarjetas de crédito y la API de geolocalización HTML5, son demasiado potentes para ser empleadas sobre HTTP no seguro.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor