Los pagos digitales crecieron un 10% a nivel mundial en 2015

MarketingPagos electrónicos

El crecimiento económico en los países emergentes y la demanda creciente de servicios digitales seguros y cómodos, principales causas del auge de los pagos digitales.

Las operaciones de pago digital registraron un incremento récord en 2015, según el informe World Payments Report 2016 (WPR), publicado hoy por la firma de consultoría Capgemini y BNP Paribas. Así, el volumen de transacciones digitales a nivel mundial creció un 10% el año pasado, hasta alcanzar los 426.300 millones de operaciones, superando el aumento del 8,9% registrado en 2014.

El pago digital subió en todas las regiones del mundo, si bien el incremento más significativo en el volumen de operaciones de pago digital correspondió a los mercados emergentes -un 16,7%-, seguido del registrado en las economías maduras -un 6%-, que siguen representando el 70,9% del volumen total mundial. Por primera vez, China adelantó a Reino Unido y Corea del Sur en número pagos digitales, colocándose como cuarto mercado, por detrás de EEUU, la Eurozona y Brasil.

Ese aumento de los pagos digitales viene impulsado sobre todo por el fuerte crecimiento económico en los principales países emergentes, la mejora de las medidas de seguridad -como el EMV y la biométrica- y las iniciativas públicas de fomento del pago electrónico en esos mercados, dada la subida constante del coste del efectivo.

Asimismo, este crecimiento llega también por la demanda creciente de servicios digitales seguros y cómodos, proveniente sobre todo del cliente corporativo, que está empujando a la banca a acelerar la inversión y su colaboración con las compañías fintech con el objetivo de reducir los tiempos de puesta en el mercado de experiencias digitales diferenciadoras.

Las tarjetas continuaron como el instrumento de pago digital que mayor crecimiento experimenta desde 2010, frente a la sucesiva caída del uso del cheque. Los pagos inmediatos tienen el potencial para impulsar las operaciones digitales como alternativa al uso del dinero en efectivo y cheques, lo que sugiere que es necesario “educar” en su uso, ofrecer servicios de mayor valor añadido y actualizar la infraestructura de comercios y corporaciones, según el informe.

El World Payments Report 2016 también analiza los retos y las oportunidades futuras de la banca transaccional. La demanda de soluciones digitales y el avance del fintech apremian la necesidad de la banca de configurar una cartera de productos y servicios electrónicos que vaya más allá de los medios de pago. “Esta demanda apremia a la banca a acelerar su transformación digital y adoptar un enfoque más colaborativo”, sostiene Jean-Francois Denis, Deputy Global Head of Cash Management de BNP Paribas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor