Panasonic cerrará su fábrica de baterías de Beijing

DespidosGestión empresarial

Buscando mercados con mayor beneficio, Panasonic ha decidido cerrar su fábrica de baterías de iones de litio en Beijing, lo que se trasladará en el despido de 1.300 trabajadores.

Desde que Panasonic comprara a la también japonesa Sanyo en 2010, aunque ha seguido manteniendo la marca en algunos productos, lo cierto es que Panasonic ha ido también vendiendo varios negocios de Sanyo durante estos años.

El último que terminará cerrando es la fábrica de baterías de iones de litio que Sanyo tenía en Beijing y que ha estado funcionando durante los últimos 15 años. Dicha fábrica se dedicaba sobre todo a crear baterías para cámaras digitales y teléfonos móviles, siendo uno de sus principales clientes Nokia.

Debido a la reducción de estos mercados, al fatídico destino de Nokia, y la expansión de las compañías coreanas y chinas, para Panasonic no seguía siendo rentable, y buscando expandirse en otros con mayor margen de beneficio ha decidido cerrar la fábrica y despedir a 1.300 trabajadores. Con el cierre de la fábrica y los despidos, Panasonic quiere reducir costes y encauzar sus energías a otros sectores.

Su alternativa es apostar por la fabricación de baterías para coches eléctricos. De hecho, en junio de este año Panasonic anunció que iba a invertir casi 500 millones de dólares en su negocio automovilístico, que incluye la fabricación de baterías de iones de litio para la conocida empresa de coches eléctricos Tesla.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor