Panasonic estudia abandonar el negocio de televisores de plasma

Empresas
Panasonic

Además de cerrar su negocio de televisores de plasma, Panasonic planea la venta de su negocio de salud, a un solo inversor o por partes.

Panasonic estudia poner fin a todas sus operaciones relacionadas con los televisores de plasma como parte de la reestructuración del negocio de televisores en los próximos tres años.

Como algunos de sus rivales en el mercado de electrónica de consumo, Panasonic ha estado vendiendo activos, inlcuidos bienes raíces, para fortalecer su posición financiera. Sony, por ejemplo, ha vendido dos edificios, las sedes de la compañía en Mahattan y Tokio, para conseguir liquidez y reducir su deuda, en lo que va de año.

El negocio de televisores de Panasonic, que generó ventas por valor de más de 10.500 millones de dólares durante 2009 y 2010, generará menos de la mitad en 2015/2016, aseguran desde Reuters, sin citar a ninguna fuente. Esto lleva a Panasonic a tener que considerar una serie de opciones respecto al negocio de televisores, aunque por el momento nada parece decidido.

A mediados de enero The Wall Street Journal publicaba que Panasonic cerraba una fábrica de televisores de plasma en Shangai,  China, como parre de una reestructuración más amplia y debido a que la demanda de televisores con esta tecnología estaba cayendo a favor del LCD.

Panasonic planea ahora poner fin a la producción de paneles de televisión de plasma en su planta de Amagaskai, al oeste de Japón, en torno a 2014.

Panasonic cierra de negocio de Salud

Además de lo relacionado con el negocio de televisores, la reorganización que está haciendo la compañía japonesa podría poner fin a su negocio de salud. También es Reuters quien publica la noticia, afirmando que Panasonic le habría puesto un precio de 1.050 millones de dólares.

Panasonic preferiría vender el negocio a un único comprador, aunque también se plantearía vender el negocio de salud, que incluye no sistemas médicos electrónicos para gráficos sino monitores de azúcar en sangres, por partes.

Al igual que Sony, Panasonic vendió este mes  un edificio en el centro de Tokio a dos inversores japoneses por 50.000 millones de yenes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor