Panasonic perdió 9.000 millones de dólares en el tercer trimestre

Empresas

En el mismo trimestre que Panasonic pierde 9.000 millones de dólares, Samsung gana 6.000 millones, un 91% más que en el mismo periodo del año anterior.

Panasonic no pasa por sus mejores momentos. En medio de un profundo plan de restructuración que está llevando a la compañía a reducir su fabricación en Japón, dejar de vender móviles en mercados extranjeros y recortar sus inversiones en paneles solares y baterías recargables, acaba de presentar unos resultados abrumadores.

Kazuhiro Tsuga, presidente de Panasonic desde el pasado mes de junio ha anunciado unas pérdidas de 9.000 millones de dólares en el tercer trimestre.

Para los analistas, la situación de Panasonic no son sino un reflejo de los problemas a los que se enfrenta la industria de la electrónica de consumo en Japón. No sólo se trata de que la demanda ha caído y la fuerte competencia ha erosionado los precios, sino que la edad de las fábricas niponas se deja sentir, así como la fortaleza del yen.

Con los resultados del tercer trimestre en la mano, Panasonic espera un segundo año consecutivo de números rojos, que alcanzarán los 18.700 millones de dólares. Para mantener su liquidez la compañía recibirá 600.000 millones de yenes de los bancos y un bono de registro por valor de 150.000 millones de yenes. Además, y por primera vez desde 1950, no se pagarán dividendos.

Una situación complicada y cuatro meses en el cargo han llevado a Kazuhiro Tsuga ha hablar con franqueza y asegurar que la investigación y desarrollo ha fracasado a la hora de lanzar productos de éxito, lo que llevaba a la compañía a acometer reformas que incrementaban los beneficios temporalmente, pero sólo para que los ingresos volvieran a empeorar. Además, la cantidad invertida en nuevas tecnologías no se veía compensada por la caída de los precios, lo que ha llevado a incurrir en pérdidas.

La mayor parte de las pérdidas, explican en The Wall Street Journal, proceden de la restructuración de su negocio de paneles solares, baterías recargables y móviles, lo que ha terminado por demostrar que la compra de Sanyo en 2009 no ha sido tan provechosa como se esperaba.

A partir de abril de 2013 Panasonic pasará de tener 88 unidades de negocio a 53, con filiales capaces de conseguir un margen operativo del 5%. Para Tsuga, Panasonic necesita cambiar su valor de negocio, porque la compañía estaba demasiado centrada en hacer crecer los ingresos sin priorizar en la rentabilidad.

Volviendo con los resultados, en el trimestre que finalizó el pasado mes de septiembre Panasonic ha tenido una pérdida de 697.980 millones de yenes, comparada con la pérdida de 105.800 millones del mismo periodo del año anterior. Las ventas cayeron un 12%, hasta los 1.820 billones de yenes.

Las pérdidas para todo el año serán de 765.000 billones de yenes, un fuerte revés si se tiene en cuenta que las previsiones en julio eran de ganar 50.000 millones de yenes.

En comparación, Samsung ganó un 91% más en el tercer trimestre del año, unos 6.000 millones de dólares, gracias sobre todo a la venta de sus smartphones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor