Pantallas retráctiles y flexibles para dividir y gestionar el espacio como quieras

Empresas

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=C3r774QPnUc[/youtube]

Todo el que haya trabajado en los temidos cubículos de oficina o haya pasado por hospitales habrá conocido miles de maneras de dividir espacios que van desde paredes modulares rígidas hasta cortinitas.

KwickScreen plantea otro sistema que combina las ventajas de un sistema rígido pero a la vez flexible y retráctil ocupando poquísimo espacio.

El secreto de su versatilidad está en la tecnología RolaTube desarrollada por la NASA que permite paredes de 2 metros de alto y hasta 3,5 metros de largo, que se pueden doblar y adaptar prácticamente a cualquier posición, además han ganado uno de los premios James Dyson de diseño de este año.

La pared flexible puede hacerse transparente, opaca o translúcida, imprimiendo en ellas todo tipo de diseños además de que se pueden cambiar fácilmente para adaptarlas a diferentes usos.

Una idea genial que hace la necesidad de paredes fijas casi inexistente, ya que bloquea tanto visualmente como la expansión de virus y agentes infecciosos, y en cierta medida el sonido, aunque como cabe de esperar esto último no lo consigue totalmente.

Puede que en el futuro se pueda conseguir un aislamiento con elementos activos o que sea retráctil en 2 dimensiones, pero mientras las pantallas Kwicksreen están siendo utilizadas por el NHS para aislar pacientes infecciosos.

¿Quién sabe? Lo mismo en unos años se termina evolucionando a pompas de jabón gigantes con opacidad variable a base de gotas que modifiquen la disolución y la capacidad de repelerse y atraerse entre ellas, pero mientras eso sucede, las KwickScreens son una solución que no está nada mal. [YankoDesign]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor