Facebook, Twitter, Apple y Uber, salpicadas por los Paradise Papers

LegalRegulación

Una nueva tanda de filtraciones explica inversiones opacas en las redes sociales y maniobras de evasión de impuestos en Uber y Apple.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, el ICIJ, ha dado a conocer este domingo los principales datos de más de 13,4 millones de documentos filtrados. Son los llamados Paradise Papers, en los cuales se revela una serie de movimientos de dinero, a través de paraísos fiscales, de grandes empresas y personalidades del mundo de la política y el entretenimiento, entre otros.

El principal agente de estos tejemanejes es el bufete Appleby, una firma especializada en clientes de alto nivel. Los documentos muestran detalles de la planificación de impuestos de cerca de cien grandes corporaciones, entre las cuales estarían Apple y Uber.

En concreto, los papeles muestran que la compañía de la manzana buscó un nuevo paraíso fiscal en Europa y el Caribe, después de que una investigación en el Senado de Estados Unidos descubriese que habían evadido el pago de miles de millones de dólares en impuestos al transferir beneficios a sus subsidiarias en Irlanda. Abogados de Apple preguntaron al bufete si el traslado a uno de los seis paraísos fiscales extraterritoriales le permitiría a una filial irlandesa “llevar a cabo actividades administrativas (…) sin estar sujeto a impuestos en estas jurisdicciones”. 

La compañía ha explicado al ICIJ que comunicaron debidamente a las autoridades gubernamentales los nuevos arreglos y que no se traducen en una reducción de sus pagos fiscales. 

Sobre Facebook y Twitter, la información que revelan los documentos añade más leña al fuego, en un momento en que están siendo especialmente cuestionadas por su papel en la supuesta inferencia rusa en las elecciones de Estados Unidos de 2016.

El ICIJ explica que las inversiones del magnate ruso de la tecnología Yuri Milner en estas redes sociales se hicieron con dinero proveniente de firmas relacionadas con el Kremlin. En 2011 el fondo de inversiones de Milner, DST Global, recibía 191 millones de dólares de VTB Bank, la entidad bancaria vinculada al gobierno ruso, que luego invirtió en Twitter.

En el caso de Facebook, la inversión se realizaba a través de una subsidiaria de Gazprom. La empresa energética, también fuertemente relacionada con el gobierno de Moscú, financió una compañía que, a su vez, invirtió en otra afiliada a Milner. Esta poseía cerca de 1.000 millones de dólares en acciones de Facebook poco antes de su salida a bolsa, en 2012. Milner ha dicho desconocer cualquier relación de Gazprom con sus inversiones.

En el equipo de trabajo que ha desvelado la información participan más de 90 medios de 67 países distintos, entre los que está el diario The New York Times o los españoles El Confidencial y La Sexta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor