Paul Otellini: “Si no fuera por el tirón de Silicon Valley, California sería un erial”

CloudEmpresas

El CEO de Intel habla de la cuna de la tecnología como un salvador para el estado donde nació, al cual ha comparado también con Grecia.

Silicon Valley es ese “motor mágico y magnético que empuja California”. No lo decimos nosotros, sino el CEO de Intel, Paul Otellini, quien ha hablado así de la cuna de la tecnología en el Intel Capital Global Summit, un evento de la firma de procesadores con ejecutivos de empresas en las que Intel ha invertido.

Otellini charló con el ex congresista republicano Tom Campbell sobre California, estado en el que nació y se crió el mandamás de Intel y con el cual no está últimamente muy satisfecho. “Me gustaría ser optimista, pero me preocupa que tengamos que precipitarnos al abismo antes de poder arreglar las cosas. Y me preocupa que el abismo sea más como Grecia”, comentaba.

Para el ejecutivo, quien no ha añadido un empleo en  California desde hace 10 o 12 años y cerró su última planta en el territorio hace 6, el estado consigue atraer muchos talentos gracias a “la fascinación que ejerce Silicon Valley”. “Sin embargo, cuando se casan y tienen hijos, nos imploran que les permitamos trasladarse a otros estados como Nuevo México o Arizona”, afirma.

Según publica The Wall Street Journal, Otellini cree que hay demasiados impuestos y las casas son muy caras.

Estas palabras recogidas son solo un pequeño fragmento de la charla que Otellini mantuvo con Campell sobre la economía en EE.UU. El consejero delegado de Intel y el ex congresista hablaron de la tasa de paro, de la magnitud del déficit del país, los problemas de Europa y China, la incertidumbre de los negocios creados a causa de la regulación y los impuestos excesivos y de la falta de voluntad de los grandes bancos de conceder créditos a las empresas. Casi como cualquier debate de los que vemos en España día a día.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor