Pegatron, la ensambladora del iPhone 7, acusada de violar los derechos de sus trabajadores

Gestión empresarialRegulaciónVigilancia

Según un informe, los empleados de esta compañía se han visto obligados a trabajar hasta 82 horas extra al mes, en algunos casos sin cobrarlas.

Pegatron Corporation, la compañía taiwanesa que se encarga de montar algunos dispositivos de grandes fabricantes, está en el punto de mira de las autoridades reguladoras por abusar de los derechos de sus trabajadores.

Según se hace eco el último informe del organismo China Labour Watch, Pegatron, una de las empresas que se estaría encargando de la producción y montaje del iPhone 7 de Apple, habría violado los derechos de sus empleados al obligar a su personal a trabajar numerosas horas extras y reducido sus salarios.

El documento apunta a que dos tercios de la plantilla de la empresa habría tenido que trabajar más de 82 horas al mes por encima de su jornada habitual. El regulador también denuncia que incluso los becarios se habrían visto obligados a trabajar bastante más tiempo del que les correspondía.

Pegatron habría añadido una hora más diaria sin retribuir para cada jornada laboral. El fabricante sí habría aumentado los sueldos por encima del salario mínimo en Shanghai, sin embargo, también habría eliminado las prestaciones sociales y los pagos del seguro a sus trabajadores, dejando sus sueldos con menor valor efectivo en la práctica.

Apple, responsable directo

El informe asegura que la compañía de la manzana estaría directamente implicada en los abusos y en el “terrible trato” a la plantilla, puesto que la firma de Tim Cook controla lo que hacen sus subcontratas mientras ejerce presión para reducir costes. No es la primera vez que la marca es acusada de este tipo de polémicas. No podemos olvidar los casos de suicidios ocurridos en Foxconn por las pésimas condiciones de trabajo.

Apple controla los costes asociados con las compras y los trabajadores de la cadena de suministro. En la fabricación del iPhone más del 80 por ciento de los materiales son comprados por Apple”, señala el documento. “Además, Apple suministra los equipos de producción, mientras que las fábricas adquieren únicamente las carcasas, pantallas, placas de circuito, embalaje y otros materiales.

China Labour Watch invita a los de Cupertino a tomar medidas y ser responsable. Y más teniendo en cuenta que el negocio de smartphones de Apple sigue siendo bastante boyante. “Si Apple no toma una responsabilidad conmensurada con su estatus, otras empresas no tendrán la capacidad de hacer mejoras tampoco”, subraya.

Aunque Apple pareció ponerse firme en este sentido hace unos años, la investigación del regulador chino apunta a que “nunca ha tomado en serio sus obligaciones”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor