Pentax intenta combinar peor los colores, lo consigue

Empresas
0 0

En un principio, Pentax quiso meter el arco iris en nuestras vidas con la Rainbow K-x. Nuestros globos oculares, recalentados ante tal experiencia, no pudieron resistir más, y cuando la marca de cámaras nos mostró su K-r rollo Kore Ja Nai, se nos quemaron las retinas.
Ahora, con ojos robóticos, vemos la Pentax K-r Bonnie Pink. ¿Quién dijo que la textura militar y el lila no combinaban? Mírala por el otro lado tras el salto.

Bueno, dicen que para gustos, colores, y eso es una gran verdad. Textura militar, beige, rojo, rosa, lila, blanco… y por si fuera poco, el dial selector de modo en azul cielo, casi turquesa. A la novia de Jorge de la jungla le encanta.

La K-r Bonnie Pink toma su nombre de (y hace homenaje a) la cantante de pop japonesa Bonnie Pink, habiendo 100 unidades disponibles. Técnicamente apenas cambia respecto a una K-r normal, excepto su pantalla de inicio, que tiene el logo de la cantante. Viene con lentes 18-55 mm F3.5-5.6.

Si te interesa, puedes adquirirla por 89.800 yenes, unos 840 euros. Bromas aparte, hay a quien le gustan los colores locos, o la cantante, o todo… y más en Japón, claro. Pentax no para de sacar ediciones especiales, y eso es porque se vende.

Maldita sea, error crítico en ojos robóticos. — Javier G. Pereda [Pentax vía CrunchGear]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor