Pequeña victoria para las redes P2P

Empresas

Un tribunal estadounidense afirma que Morpheus no es el responsable de proteger los derechos de autor.

Las aplicaciones para compartir archivos Morpheus y Grokster han reclamado una victoria legal después de que un tribunal de Estados Unidos negara su responsabilidad por proteger los derechos de autor del material compartido en su red peer-to-peer, o P2P.

Este fallo ha sido contrario a cerca de 28 compañías de entretenimiento entre las que se incluían compañías de la talla de Disney, MGM y Time Warner, que han interpuesto demandas por violaciones contra los derechos de autor a compañías como Morpheus y StreamCast.

La decisión unánime del Tribunal ha señalado que ya que el programa para compartir archivos es capaz de “usos que no infringen la ley” y ya que la red no puede controlar lo que el usuario hace con su software, Morpheus no puede ser responsable de ninguna violación contra los derechos de autor.

Este fallo judicial se recuerda una histórica decisión tomada por la Corte Suprema de Estados Unidos que despejó el camino para utilizar de forma legal el vídeo para grabar programas de televisión en los años 80.

“La introducción de nuevas tecnologías es siempre perjudicial para los viejos mercados, y particularmente para aquellos propietarios de derechos de autor cuyos trabajos fueron vendidos a través de mecanismos de distribución bien establecidos”, señala la decisión. “La historia ha mostrados que el tiempo y el mercado a menudo proporcionan un equilibrio en la balanza de intereses.

Algunos partidarios involucrados en el caso señalaron que incluso aunque su argumento legal pudiera haber fracasado, la industria del entretenimiento ganará a largo plazo, ya que la propia evolución de las redes P2P las convertirá en perfectas plataformas para los estudios.

Y es que cierto es que la industria del entretenimiento siempre ha sabido crear nuevos mercados y abrir nuevas oportunidades a través de las nuevas tecnologías. No hay más que recodar que el lanzamiento de los reproductores de vídeo ha permitido vender a esta industria millones de vídeos a los consumidores, si bien al principio estuvieron en contra de que los usuarios grabasen películas o programas incluso si era para uso personal.

Las industrias discográfica y cinematográfica afirman que a diferencia de los primeros días de los VCRs, las redes P2P cuentan con una tecnología para detener la piratería y las violaciones contra los derechos de autor. Por su parte, Michael Weiss, CEO de StreamCast Networks, que distribuye Morpheus, afirma que la decisión enfatiza la legitimidad del uso del software P2P.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor