Philips se deshace de su unidad de entretenimiento para el hogar

Empresas

Philips le venderá a la japonesa Funai Electric su negocio de equipos de alta fidelidad y DVD.

En septiembre Philips anunciaba 2.200 despidos, que se sumaban a los 4.500 comunicados previamente por la empresa holandesa. Formaban parte de un plan de reorganización para hacer frente a la mala situación económica del fabricante y para conseguir que este fuera más “ágil y competitivo”. Pero, de momento, las cosas no han mejorado para la compañía.

En el último trimestre fiscal, Philips ha informado de unas pérdidas de 355 millones de euros. La casa se veía venir estos resultados negativos, como consecuencia de una multa de 509 millones de euros impuesta por la Comisión Europea por haber participado en un cartel para fijar los precios en el negocio de la televisión.

Para hacer frente a estos malos números la holandesa ha decidido deshacerse de su negocio de entretenimiento en el hogar, que incluye equipos de alta fidelidad y DVD. Se lo venderá a la nipona Funai Electric por 150 millones de euros. El objetivo del fabricante es centrarse en sus unidades de salud, iluminación y electrodomésticos, como parte de su plan de reestructuración.

El traspaso no será inmediato. Su negocio de audio pasará a Funai en la segunda mitad de este año, mientras que el área de vídeo seguirá en manos de Philips hasta 2017, según informa BBC.

El año pasado Philips informó también de la transferencia de su deficitaria unidad de de televisión a una venture junto a TPV Hong Kong.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor