Pon a tono tu página

Empresas

Cualquier tipo de música o un simple vídeo clip puede convertir un
sencillo site en toda una obra maestra. Así que dirige la
orquesta al son que más te guste y consigue una perfecta armonía entre
todos los elementos de tu página web.

¿Y por qué no incluir sonido?,

Después de todo Internet es una auténtica experiencia multimedia. Los sites que simplemente albergan texto e ilustraciones han quedado para el recuerdo, ahora lo que realmente aporta calidad y validez a una página web es la utilización de sonido y vídeo clips. Además, la disponibilidad de programas como Windows Media Player que facilitan la creación de ficheros de sonido digital para su uso web ayuda a la elaboración de sitios basados en la tan nombrada tecnología multimedia.

Pero antes de profundizar en el tema debemos tener en cuenta un par de cuestiones. En primer lugar, puede que nuestros gustos musicales no coincidan con los de nuestros visitantes. Además, otro punto importante es satisfacer los requerimientos básicos tanto de los internautas que acceden a nuestros ficheros multimedia como de sus equipos. Las diferentes configuraciones de los exploradores dificultan la ejecución de sonidos, al igual que las tarjetas de sonido de baja calidad que solamente trabajan con PCs pero no con otros sistemas como Macintosh.

Formatos y Copyright

Todo se complica debido al elevado número de formatos de audio disponibles en Internet que además requieren distintos programas para su ejecución. Los formatos más conocidos son MIDI, WAV, MP3 y el formato de Windows Audio, WMA.

La utilización del formato MIDI genera ciertos problemas. Los ficheros de música de este tipo son muy compactos y están perfectamente preparados para su transmisión a través de Internet, sin embargo es difícil controlar la calidad de la reproducción. Aunque siempre depende de las prestaciones del PC con el que nos conectamos, es decir, la reproducción de un fichero de sonido no será la misma si accedemos a él desde un ordenador perfectamente equipado a hacerlo con una máquina que incorpore una tarjeta de sonido de gama baja. Por esta razón, este formato no es uno de los más aconsejables.

Los ficheros de música digitalizada son una mejor opción, ya que ofrecen una reproducción de sonido mucho más fiel. Por otro lado, es posible especificar la calidad de grabación de cada fichero de forma individual. Una de las principales desventajas de este formato es que cuanto mejor sea la calidad mayor será el número de datos a transferir, por lo que los tiempos de descarga serán superiores. Los ficheros de música digital por excelencia se encuentran en los formatos WAV o MP3 o en el propio formato de Windows WMA.

Existen dos formas distintas de incluir sonido en una página web. El primer método va a ser crear un enlace a un fichero de música. El buscador abrirá el reproductor multimedia asociado, por ejemplo Windows Media Player, que reproducirá el tema.

Con el segundo procedimiento agregamos el sonido directamente a la página. De este modo, la música comienza a sonar nada más cargarse la página o en el momento en que se desencadene un evento específico. El único inconveniente es que no todos nuestros visitantes tienen nuestros mismos gustos musicales y pueden verse obligados a escuchar un tipo de música que no sea de su agrado cuando se ejecuten automáticamente los archivos de audio.

Otro de los obstáculos que podemos encontrarnos al incluir sonido en nuestro site es el material protegido con derechos de autor. Éste no debe utilizarse bajo ninguna circunstancia ya que su uso puede derivar en costosos procesos legales. Así, si componemos nuestras propias piezas de música, estaremos libres de cualquier querella.

Sin embargo, existen otras variantes de distribución de sonido a través de Internet si no somos unos genios musicales. Por ejemplo, el sonido de las olas o el canto de un pájaro que previamente hayamos grabado. También es posible asociar sonidos a acciones, como a los clics de ratón, como hace Windows.

En el siguiente práctico, te mostramos cómo utilizar los componentes que Windows incluye para la creación de ficheros de sonido desde pistas de CD para incluir en nuestra página web.

Elección y especificaciones

Desde el CD a la Web

Windows Media Player no es solamente un reproductor de CDs y archivos de audio, sino que también es una excelente herramienta para convertir las pistas de un CD en ficheros de sonido. Así es como tienes que proceder:

1.LA ELECCIÓN DEL CD: Insertamos el CD en el disco correspondiente

del PC y ejecutamos Windows Media Player. Para ello, abrimos el menú de Inicio, elegimos Programas, Accesorios, Entretenimiento y, por último, seleccionamos Windows Media Player. Después de iniciarse la aplicación pinchamos en la opción CD de audio ubicada a la izquierda de la pantalla. Una vez que Windows Media Player haya leído el contenido del CD mostrará una lista que visualizará en la ventana principal.

¡CONSEJO! Debemos tener en cuenta los derechos de autor. Utilizar material de fuentes dudosas puede ocasionarnos serios problemas.

2.ESPECIFICACIÓN DE LA CALIDAD: Antes de comenzar la conversión del audio de un CD a ficheros de sonido, especificamos el nivel de calidad requerido. Seleccionamos Opciones del menú de Herramientas y resaltamos la pestaña CD de audio. En la sección Configuración de copia encontramos una barra de control desde donde es posible cambiar la calidad del fichero de audio. Otra vez, cuanto mayor sea la calidad aumentará el volumen de datos. Por último, pinchamos en Aceptar para aplicar los cambios.

Copiar, Sonido y Enlaces

3.COPIAR AL DISCO DURO: A continuación, seleccionamos las pistas que queremos copiar al disco duro. Para ello, activamos o desactivamos la marca de cada una de ellas.

Ahora, pinchamos en Copiar música para comenzar a transferirlas al disco duro convirtiéndose automáticamente al formato de sonido propio de Windows. Durante el proceso, comprobamos el porcentaje copiado en la columna Estado de la copia.

4.SONIDO EN EL SITE: Hasta aquí lo que hemos hecho ha sido copiar los archivos de audio al disco duro en un formato válido para su uso web. Ahora, sólo nos queda incluir el enlace a estos archivos en nuestra página web. El procedimiento es el mismo que hemos descrito en el apartado de ficheros de vídeo (ver práctico de la página 68).

Si vamos a ofrecer varios ficheros de sonido, preparamos una lista con una breve descripción de cada uno de ellos. Junto a cada una de las descripciones incluimos un botón con la palabra Escuchar, o bien convertimos a la propia descripción en un enlace. También, podemos buscar un icono en la colección de imágenes prediseñadas que enlace con el archivo.

ENLACES

Flshkit.com ofrece más de 4.500 canciones en formato MP3, AIFF o WAV. Los temas, casi todas ellos gratuitos, son una valiosa fuente en Internet.

Dailywav contiene música extraída de bandas sonoras de películas famosas y no tan famosas clasificadas en un extenso directorio ordenado alfabética y cronológicamente.

Wavcentral ofrece, aparte de música procedente de películas, más de 500 efectos de sonido desde zumbidos de abejas hasta tiros de rifle.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor