Pon una cámara en (cualquier sitio de) tu vida con Dropcam Wireless Webcam

EmpresasRegulaciónVigilancia

Un enchufe es todo lo que necesitas. Allí donde tengas dos agujeritos que te proporcionan energía puedes situar la cámara inalámbrica Dropcam que ya ella solica se encarga de captar las imágenes y enviártelas para que controles quién accede a tu vivienda cuando tú no estás, a qué juegan tus gatos en tu ausencia o qué pez chico se está comiendo a los grandes en tu pecera. Y aún hay más.

Tienes disponibles dos modelos, uno puede captar sonido, el otro únicamente imágenes. Basta con conectarla a una toma eléctrica y, eso sí, que esté en una zona con cobertura WiFi. Tiene detector de movimiento y de sonido así que se activara nada más que en presencia de alguien y así te evitarás horas y horas de contemplar grabaciones de una habitación vacía.

Las imágenes captadas son distribuidas mediante una página web segura a la que accederas con tu contraseña y así desde cualquier dispositivo que pueda navegar por Internet (ordenador, móvil, tablet, frigorífico…) podrás ver qué pasa en casa cuando tú no estas.

Y claro, también puedes vigilar desde iPhone.  ─Antonio Rentero [Digital home thoughts]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor