Ponen cara a los GPS y te traumatizan de por vida

EmpresasInnovación
0 0

A todos nos pone de los nervios a veces la vocecita del GPS que independientemente de la situación siempre nos responde de la misma manera empeorando además la situación si cuando estamos perdidos buscando algo o hay obras inesperadas que nos hacen dar vueltas se dedica a corregirnos y como un niño repelente nos dice una y otra vez que nos equivocamos o que vayamos por sitios imposibles, a veces incluso puede parecer que hasta se cachondea de nosotros…

Pues gracias a un nuevo prototipo por fin tendremos un GPS con cara a la que gritar o con la que discutir. Decidle hola a Charles.

No me preguntéis por qué el profesor Peter Robinson de la Universidad de Cambridge decidió que este busto robótico debía tener esta pinta tan horrorosa mezcla de Freddie Krueger y Manolo Escobar.

Supongo que será la segunda versión e intentó hacerlo lo más desagradable posible para que no lo miraras mientras conduces después de darse cuenta que una hipotética primera versión con la cara de Mila Jovovich provocaría accidentes además de situaciones extrañas de gente liada con su GPS en descampados.

Teorías aparte, Charles es un sistema de navegación que detecta tu estado de ánimo usando sensores de detección facial y reconocimiento de voz. Al parecer es capaz de detectar el estado anímico el 70% de las veces, lo que no está nada mal y supera con creces a nuestro psicópata favorito Dexter.

De esta manera pretende crear un sistema más sencillo y agradable que no sólo detecta lo que dices sino como lo dices, adaptando su respuesta. Vamos que viene a ser como tener en el asiento del copiloto a Michael Landon con la guía Michelín.— Dani Burón [Daily Mail]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor