Pony Friends

Workspace

Eidos se hace eco de las características únicas de la Nintendo DS para ofrecernos un simulador de mascotas, en esta ocasión enfocado en los ponys.

Los simuladores de mascotas parecen estar poniéndose de moda en la portátil de Nintendo. Eidos se apunta a la nueva moda con un simulador muy completo en el que no sólo tendrás que atender a tu pony o ayudarle a participar en carreras, sino cumplir una serie de misiones cámara en ristre.

El objetivo final de Pony Friends es contar con un establo lleno de ponis, tantos que podrás donar algunos, pero el camino es arduo. Al principio del juego se te permitirá comprar el pony que más te guste; escoge la raza, color del pelaje, bautízalo y empieza a disfrutar de este simulador.

A través del menú principal podrás acceder a la casa, establos, campo y opciones de juego. En la primera podrás ver todos los detalles de tu pony además de buscar nuevos ponis, ver a lista de tareas que tienes que completar, revisar tus premios y leer tu diario. Cumplir la tareas conlleva ganar un dinero que te servirá para adquirir no sólo los elementos necesarios para cuidar a tu pony (champú, acondicionador, etc), sino nuevas sillas de montar, o herraduras. Si accedes a ponys dentro de la ventana casa te aparecerá la lista de ponys y pinchando sobre cada uno de ellos, aparecerá una ventana que te ofrecerá información sobre el estado general del animal. Tenerlos aseados, contentos, sanos o bien alimentados es imprescindible para el buen rendimiento de tu pony.

Sin embargo, quizá la más importante es la ventana Establos en la que podrás jugar con tu pony. Accede a Cuidados después de escoger un pony y podrás bañarlo, limpiarle los cascos o cepillarlo. No sólo puedes sino que debes hacerlo después de cada paseo. Tenerle guapo también es muy importante, pues cuenta para ganar premios y tenerles contentos. La posibilidad de optar por crear tus propios diseños de mantas o marcas es realmente fácil y divertida. Otra de las opciones de esta ventana es Ir al Campo, donde podrás mimar a tu pony. Todos estos detalles convierten a este juego es un perfecto simulador de criador de ponys, pero el juego tiene otros objetivos. Si optas por montar al pony aparecerá un mapa y podrás escoger dónde ir de paseo con él. Estos paseos son muy interesantes porque conllevan misiones, desde localizar unos animales concretos para fotografiarles u objetos que se han perdido y que te reportarán beneficios.

También tendrás la oportunidad de ir a la tienda a comprar lo que necesites, como hemos comentado al principio, y algunas otras cosas superfluas, como nuevas sillas de montar con las que mejorar el aspecto de tu pony. También podrás ir al Club de ponys, donde se celebran carreras de velocidad. Estas son muy divertidas pues consisten en que animes a tu pony mediante el micrófono. Como es lógico, cuanta mayor es la carrera más difícil, porque tienes que hacerlo de una manera determinada; en la pantalla superior podrás ver una línea con marcas rojas y verdes y lo que tienes que hacer es que tu voz de ánimo se mantenga en la zona verde. Tan malo es que te pases como que no llegues y conforme las carreras sean más difíciles más pequeña es la zona verde, con lo que el control tendrá que ser mucho mayor. Por supuesto, un pony en malas condiciones (enfermo o triste o sucio) tiene muy difícil ganar.

De esta forma, poco a poco conseguirás premios objetivos, completar las tareas y dinero, que tendrás que saber gastar y guardar para aumentar tus establos. La cantidad de cosas que puedes hacer hace que este juego te ofrezca un montón de diversión y aumente no sólo el amor por los animales sino tu responsabilidad hacia ellos. Por otra pare, a diferencia de otros simuladores, este juego no te obliga a jugar constantemente a riesgo de perder el cariño de tus animales.

En resumen, escoge el pony que prefieras de una de las seis razas reales incluidas: Haflinger, Carmargue, Mustang, Hokkaido, Connemara, Fjord; colecciona más de 100 elementos diferentes, desde sillas de montar, bridas, herraduras, así como monedas; cepilla a tu pony, lávalo con champú y acondiciona su pelaje, su crin y su cola, limpia sus patas y cúrale si se encuentra enfermo; lleva a tu pony por más de 15 pistas diferentes; cruza montañas, granjas, ciudades, bosques y playas, entre otros lugares; descubre caminos y regalos escondidos; toma fotografías de más de 100 animales diferentes, desde mariposas hasta un búfalo, pasando por una cabra y una paloma y conviértete en todo un experto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor