¿Por qué invierte Microsoft en Dell?

CloudEmpresasMarketingPCRedes SocialesWorkspace

Redmond contribuyó a la recompra de Dell por parte de su fundador con un préstamo de 2.000 millones de dólares. ¿Qué busca Microsoft en esta inversión?

La noticia tecnológica de la semana fue sin duda la de la vuelta al mundo privado de Dell: su fundador, Michael Dell, con la ayuda de Silver Lake, compraba todas las acciones de la firma, que dejaba de cotizar. Pero en esa operación había un detalle que no pasó desapercibido: Microsoft ayudaba a esa recompra de las acciones con un préstamo de 2.000 millones de dólares. Tocaba preguntarse por qué.

La primera respuesta es la oficial, la ofrecida por Microsoft en el comunicado en el que confirmaba la inversión. En el texto indicaban que estaban “comprometidos con el éxito a largo plazo de todo el ecosistema del PC” y que por eso invierten de forma intensiva y decidida en distintas vías para “construir ese ecosistema para el futuro”. Esta razón es lógica: a Microsoft le interesa que el mercado del PC no desaparezca ni siga mostrando las debilidades de los últimos años. Al fin y al cabo, su estrategia en el mundo móvil todavía no da para sustituir lo que significan los PCs para Windows.

Pero con esta inversión Microsoft consigue algo más: una especie de acuerdo tácito que asegura que Dell no va a caer en brazos de Google, con Android y Chrome, como y están haciendo otros fabricantes como Lenovo. Dell se mantendrá fiel a Windows, aunque Microsoft no haya pasado a estar en la junta de la firma a través de la inversión.

Dell, además, es interesante por otro motivo: su negocio de centros de datos y, en general, su presencia en el sector empresarial. El consumo parece haberse entregado a Google, pero Microsoft no quiere perder también a todos los negocios y empresas que todavía prefieren Windows y las apps de Office. Con el acuerdo con Dell, Redmond se asegura seguir siendo fuerte en ese sector y hacerle más difícil a Google y sus apps equivalentes a Office robarle el mercado.

Los antecedentes: Nokia y Facebook

A pesar de todo lo que Microsoft intenta lograr con esta operación, la inversión no deja de ser un riesgo. Con ese apoyo a Dell, Microsoft se expone a que el resto de los fabricantes, rivales de la firma de Michael Dell, vean que Redmond está ayudando a un competidor y no a ellos. Es algo similar a lo que ocurrió con el lanzamiento de Surface: Microsoft se convierte en competidor directo de sus partners. Y esta competencia podría tener como respuesta que los partners dejen de apoyar Windows y Windows Phone y se pasen a otras plataformas.

Aun así, la inversión de Microsoft en Dell no debería ser tan sorprendente, ya que existen bastantes antecedentes. Uno muy claro es el del acuerdo de Nokia con Microsoft, con la diferencia en este caso de que se trataba de dos firmas que necesitaban apoyarse la una a la otra para intentar despuntar en un mercado en el que estaban presentes. Para Microsoft se trataba más que nada de dar a conocer Windows Phone en un mercado monopolizado por iOS y Android. En el caso de los PCs, no obstante, Redmond ya contaba con el apoyo de los fabricantes, un apoyo que estos podrían retirar.

Otra de las inversiones famosas de Microsoft es la que realizó en Facebook hace unos años. En su momento no se vieron los frutos, pero estos son cada vez más evidentes: Facebook no se une a Google para nada. Cuando el buscador de la red social no encuentra de forma interna lo que busca el usuario, recurre a Bing para la web y no a Google. Y lo mismo ocurrirá ahora con Graph Search: el motor de búsqueda será Bing.

Esta inversión en la red social es además con una mirada a largo plazo muy interesante: Microsoft se asegura de que, si en algún momento el buscador de Facebook pasa a ser mayoritario y desbanca a Google, Bing va a ser el sustituto. 

Con Dell la estrategia de Microsoft tiene por lo tanto un poco de todo: asegurarse el presente, impidiendo que la firma no se pase a Android, y el futuro, intentando despuntar en el negocio de centros de datos y el sector de negocios. Como siempre con las inversiones de Microsoft, los frutos se verán con el tiempo. Será entonces cuando sea más fácil entenderlo todo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor