Por qué los usuarios prefieren Surface al iPad

MovilidadTabletas

Un estudio muestra que los usuarios del Surface se muestran más satisfechos que los del iPad. ¿Dónde se está equivocando Apple?

Microsoft lleva unos cuantos años, especialmente desde que Satya Nadella se convirtió en su CEO en febrero de 2014, intentando cambiar de imagen. El reto parecía casi imposible: deshacerse de esa fama de compañía gris, de ese tinte corporativo, y acercarse al elemento cool de empresas como Google o, sobre todo, su gran rival y casi antítesis, Apple. Los primeros síntomas de éxito llevan ya notándose unos meses, con artículos que se plantean si el gigante de Redmond está ocupando el lugar de innovación que una vez ocuparon los de Cupertino. Esta semana llegó en forma de encuesta una señal mucho más clara: los usuarios de Surface están más contentos de los del iPad.

La sorpresa llega por muchas partes: el iPad fue siempre la tableta incontestable, no solo por ser (más o menos) la primera, sino también por ser calificada casi siempre de perfecta. Por mucho que lo intentasen, los tablets de Android nunca alcanzaron esa facilidad y fluidez de la de Apple. Que Microsoft lanzase su propia tableta se vio como un paso lógico, pero no una amenaza. Surface estaba más bien condenada a seguir los pasos de los smartphones con Windows Phone. Pero algo parece ser distinto en este caso.

La encuesta en cuestión es la de la firma de análisis de mercado J.D. Power, una que a Tim Cook le encanta poner de ejemplo para dejar claro que sus usuarios son los más satisfechos; pero ya no lo son. Los usuarios de Surface valoraron a su tableta con un 855 sobre 1000, mientras que el iPad se quedó en 849 puntos. Los aspectos en los que destaca el Surface son la variedad de las apps preinstaladas, la conexión a internet, la disponibilidad de accesorios oficiales y el diseño, entre otros.

«La plataforma Microsoft Surface ha expandido lo que los tablets pueden hacer y pone el listón para la satisfacción del consumidor», aseguró Jeff Conklin, vicepresidente de industrias de servicios en J.D. Power. «Estas tabletas son tan capaces como muchos portátiles, pudiendo a la vez funcionar como tablets estándar. Esta versatilidad es central para su atractivo y éxito».

El elemento cool

Todo esto podría no ser sorprendente. Al fin y al cabo, pese a sus problemas de imagen, Microsoft nunca perdió su primer puesto entre los consumidores de empresa. La mala fama estaba extendida más entre cierto sector muy específico de los consumidores: el más creativo y de early adopters, esos que miraban con cierta superioridad a los que seguían sufriendo pantallazos azules en sus ordenadores Windows por no atreverse a probar algo diferente. La sorpresa y la noticia están en que son esos usuarios los que parecen estar abrazando el Surface como su nueva tableta preferida.

Según el estudio, los propietarios de un Surface son en su mayoría early adopters de tecnología y más jóvenes en comparación con el resto de los usuarios de tabletas. Como apunta el analista Michael Gartenberg y recoge Fast Company, las tabletas de Microsoft «están capturando la identificación de marca de Apple, e identificación de marca muchas veces se traduce en cuota de mercado». Las cosas están todavía lejos: Apple tiene un 18,8% de cuota y Microsoft está todavía lejos de alcanzar el 10%; no obstante, la cuota de Cupertino está bajando y la de Redmond aumentando.

Los datos del estudio son también algo preocupantes para Apple porque muestran que algo que se lleva diciendo desde hace ya tiempo es cierto: la comunidad creativa, todo el conjunto de fangirls y fanboys que hicieron de Apple lo que es, se está empezando a cansar de la compañía. Ante una competencia cada vez más a la altura y unos productos de Cupertino que cada vez sorprenden menos —pero que siguen con precios en la gama alta—, son cada vez más los que están planteándose ser infieles en su idilio con Apple y ver qué otras cosas ofrece el mundo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor