Porno, Harry Potter y ciencia-ficción [Veredicto: para eso se usan los lectores de libros electrónicos]

Empresas

Los tiempos evolucionan y aquello de guardar el Playboy dentro de un tebeo ya está más visto que el ídem. Ahora se accede a los contenidos digitales con dispositivos electrónicos. Y curiosamente los amantes de determinado tipo de literatura han encontrado un gran aliado en los libros electrónicos por el anonimato que representan con respecto a la obra de la que se está disfrutando. El diario The Daily Mail ha efectuado una encuesta que ofrece sorprendentes resultados al revelar que un tercio de los usuarios de libros electrónicos los emplean para gozar de literatura erótica y casi un 60% de los adultos emplean estos dispositivos para disimular que leen obras principalmente orientadas a un público juvenil como puede ser la saga de Harry Potter.

Podríamos hablar de lectores vergonzosos.

Una encuesta realizada por el diario británico entre casi 2.000 personas ha permitido descubrir lo que se oculta tras las inexistentes tapas de los lectores electrónicos de libros digitales. Tras aquello a lo que cantaba Bo Didley de que no puedes juzgar un libro por su cubierta, bastaba llevar en la mano un libro erótico para que todo el mundo te calificase de calenturiento.

También hay ocasiones en que algunos lectores no quieren que quienes les rodean (en transportes públicos, en el trabajo, por la calle…) sepan si están leyendo un sesudo ensayo sobre la problemática del calentamiento global, la crisis… o están enganchados a “Juego de tronos” o novelas de ciencia-ficción, de Stephen King, el libro de la semana de César Vidal… no siempre tiene uno ganas de que los demás sepan lo que está leyendo y por eso los libros electrónicos constituyen un excelente refugio para ese anonimato, aunque durante mucho tiempo se ha llevado lo de confeccionarle unas sobrecubiertas a los libros de manera que se ocultaba la identidad del mismo a la vez que se protegía su integridad.

En la mencionada encuesta casi un 60% han manifestado que específicamente se valen de los lectores digitales para disimular la auténtica naturaleza de lo que están leyendo, siendo llamativa la proporción de literatura erótica que se reconoce leer en estos dispositivos en contraste con el porcentaje que representan estos libros sobre el total del panorama literario.

Una alegría para los autores de este tipo de obras, que pueden centrarse en vender sus libros en este formato visto el éxito que tienen.

Esta noticia, como todas las demás que te ofrecemos en Gizmodo, ya puedes seguirlas a través de Google Currents─[DailyMail]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor