La presidenta de Microsoft España ve con buenos ojos el teletrabajo

Empresas

“Se trata de trabajar y obtener resultados, no de calentar la silla”, afirma María Garaña, que apuesta por la “flexibilidad” en Microsoft.

En unos tiempos en los que la fiebre del teletrabajo parece estar retrocediendo en las grandes empresas tecnológicas, la presidenta de Microsoft España, María Garaña, sigue confiando en las virtudes de trabajar desde casa. Así lo ha manifestado en el programa Espejo público, de Antena 3, donde aseguró que ella “no necesita ver a todos sus empleados sentados en la oficina“, mientras su rendimiento sea bueno.

“Se trata de trabajar y obtener resultados, no de calentar la silla”, afirmó Garaña. En la misma línea, Garaña recordó la necesidad de que exista “flexibilidad” en el ámbito de la empresa. La presidenta de Microsoft España ha explicado que prefiere el concepto de flexibilidad al de conciliación, porque este no sugiere “que sea sólo para las mujeres”.

Para la máxima directiva de Microsoft en nuestro país, “no hay una muralla china entre quien eres y lo que tienes que hacer”. Abundando en lo evidente, Garaña recordó  que “todo el mundo tiene cosas que hacer además del trabajo”.

Como ejemplo, puso su propio caso, reconociendo que requiere “mucho trabajo y mucha dificultad” conciliar sus responsabilidades como directiva con su vida familiar, sus dos hijos y el trabajo en el hogar. “No es sencillo pero se puede conseguir. Yo lo he hecho”. Y apuntó los beneficios de combinar ambas facetas en su gestión al frente de la empresa: “Dirijo Microsoft como dirijo mi casa”, un enfoque preferible a “adoptar el papel de ejecutivo agresivo”.

La apuesta de la responsable de Microsoft España contrasta con la de otra mujer, Marissa Mayer, que en febrero puso fin al teletrabajo en Yahoo!. La decisión de la CEO de Yahoo! ha precedido a las restricciones planteadas por HP al número de empleados que pueden trabajar desde casa y a las condiciones que rigen el teletrabajo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor