Las primas de los seguros por ataques informáticos se disparan

CiberpoderRegulación

Los últimos ciberataques masivos a compañías como Sony, Target o Home Depot han forzado a las aseguradoras a elevar las primas y limitar la cobertura.

Las empresas no sólo suscriben seguros contra robo, incendio o accidentes; también, y cada vez más, contratan pólizas para protegerse de los ataques informáticos que derivan en la falta de operatividad de su red o en el robo de datos corporativos. Pero con el aumento del número y alcance de los ciberataques, las aseguradoras lo ponen más difícil y más caro.

Los ataques de alto perfil, como los que acabaron con el robo de datos a Sony, Home Depot y Target, han obligado a las aseguradoras a valorar a determinadas empresas como de excesivo riesgo para proporcionarles cobertura total. Eso se da especialmente para entre empresas de salud y de comercio, que tienen datos de alta sensibilidad de los clientes.

De hecho, tres compañías de seguros confirmaron recientemente a Reuters que habían rechazado a los clientes que buscaban un seguro contra ataques informáticos, después de revisar intensamente los mecanismos de seguridad informática de esas empresas.

Según informa Reuters, los últimos ataques cibernéticos masivos a empresas de primer nivel en Estados Unidos en los últimos dos años ha llevado a las aseguradoras a aumentar las primas para las empresas de alto riesgo y, en algunos casos, a limitar la cobertura de daños a un máximo de 100 millones de dólares.

Aunque 100 millones parece una cantidad muy elevada, en el caso de que una empresa de cierto nivel sufra un ataque informático, el coste económico puede fácilmente superar esa cifra: investigaciones, reparaciones de brechas de seguridad, honorarios de abogados, daños en la imagen de marca…

Al limitarse la cobertura, muchas empresas podrían verse obligadas a pagar con sus propios recursos los daños si son objeto de ataques cibernéticos. En última instancia, esos costes acabarían repercutiendo en sus clientes.

Por ejemplo, el ataque a la tienda estadounidense Target en 2013 costó a la compañía 264 millones de dólares, pero esta espera recibir del seguro solamente unos 90 millones. Un hackeo similar a Home Depot obligó a la cadena estadounidense de bricolaje a desembolsar 234 millones, pero el seguro sólo cubrirá alrededor de 100 millones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor