Primer accidente mortal con conducción asistida en un Model S de Tesla

Regulación

El sector de la conducción autónoma y asistida, y Tesla en particular, se enfrenta ahora a la primera víctima mortal debida al uso del piloto automático en un Model S.

Si las dudas sobre el reciente interés de Tesla en SolarCity está afectando a la visión de los inversores sobre las decisiones de la compañía, el primer accidente usando su sistema de conducción asistida AutoPilot, de uno de sus coches Model S, presenta un importante precedente que podría tener repercusiones no sólo para la propia Tesla, sino para toda la industria de los coches autónomos.

El accidente, que ocurrió el pasado 7 de mayo en EEUU, se debió a que el Model S del conductor, Joshua Brown, de 40 años, impactó con un trailer al girar éste a la izquierda en una intersección, en frente del coche de Tesla y sin que el sistema o el conductor pudieran ver el lateral blanco del mismo, confundidos por el exceso de luz natural. Ni el coche ni el conductor frenaron, y el impacto provocó la muerte del conductor del Model S, mientras que el conductor del otro vehículo implicado resultó ileso.

Joshua Brown era un conocido entusiasta de Tesla y su sistema Autopilot, y contaba con varios vídeos en YouTube donde explicaba las bondades del sistema y como resultaba mucho más seguro. Al contrario que la conducción totalmente autónoma, el sistema de Tesla está limitado a carreteras como autopistas, no para calles urbanas, y en todo momento se debe mantener las coches en el volante, ya que de lo contrario va reduciendo la marcha de forma segura hasta parar el coche.

La National Highway Traffic Safety Administration de EEUU está investigando el caso e inspeccionando 25.000 Model S de Tesla, con la función Autopilot, para saber si el accidente pudo deberse a un fallo del coche. De ser así, Tesla tendría que retirar el vehículo o desactivar la función de conducción asistida. Tesla ha dado el pésame a la familia de Brown y en su defensa ha indicado que se trata del primer accidente mortal tras más de 130 millones de millas recorridas por Autopilot. De momento las acciones de Tesla han caído un 3%.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor