Primer imputado por vender discos vírgenes sin aplicar el canon previsto

Cloud

El imputado vendía en Internet discos compactos y DVD vírgenes sin aplicarles la llamada remuneración compensatoria por copia privada.

Una persona residente en Vitoria, V.A.S, de 30 años, se ha convertido en el primer imputado español por vender discos sin aplicarles el canon previsto en la ley. En el origen de esta actuación se encuentra una denuncia de la entidad de gestión derechos de autor EGEDA, que provocó una operación policial de la Ertaintza desarrollada en la primera quincena de este mes.

El imputado vendía en Internet discos compactos y DVD vírgenes sin aplicarles la llamada “remuneración compensatoria por copia privada”. En el transcurso de la operación, la Ertzaintza realizó diversos registros en un domicilio de la capital vasca, así como en una empresa de transportes de paquetería y un vehículo, propiedad del imputado.

Como resultado, los agentes se incautaron de varios ordenadores, diversa documentación y cajas que contenían alrededor de 37.000 unidades de CD y DVD originales dispuestos para su venta.

Desde el 1 de septiembre de 2003, en virtud de un acuerdo alcanzado por las sociedades de gestión de derechos con los fabricantes de discos vírgenes, los consumidores pagan un canon de entre 0,17 y 0,40 euros por CD y entre 0,60 y 1,40 euros por DVD virgen grabable.

Esta medida ha generado muchas críticas entre la comunidad internauta, sobre todo entre los defensores del software libre y creadores en general, que afirman que el destino de los discos no es siempre la copia de un contenido protegido, por lo que, afirman, en muchos casos se paga un canon por un uso que no se da al CD o DVD.

Según la Asociación de Internautas, el 32 por ciento de las 9.000 personas que han participado en una encuesta publicada en su página Web considera prioritario eliminar el impuesto de los discos compactos y DVD vírgenes grabables.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor