Prison Break al estilo talibán, con su túnel y todo

Empresas

Lo de “Prison Break” es de aficionados.

Eso de tatuarte el cuerpo con los planos de la cárcel, liar a media población reclusa para que te ayude y terminar en plan Darth Vader, con manos cortadas y todo… principiantes. Un túnel subterráneo en la prisión de Sarposa ha permitido la fuga a 500 prisioneros talibanes. Y aún hay más.

Probablemente cuando ya estuvieran fuera del túnel los reclusos huidos, todos corriendo, serían confundidos con alguna prueba local de carreras pedestres campo a través. No tuvo que ser muy discreto.

Lo mejor es que el túnel lo construyeron sin utilizar maquinaria tipo motopicos, retroexcavadoras y similares, que es lo que cualquiera utilizaríamos para excavar uno similar, sino que (ah, la falta de material adecuado de las prisiones) tuvieron que emplear rudimentarias herramientas que no produjesen ruido que pudiese alertar a los vigilantes de la prisión.

Con más de 300 metros de longitud, el túnel fue excavado desde el exterior hacia el interior, sorteando diversas estructuras de seguridad. La fuga comenzó sobre las 11 de la noche y tardaron cerca de media hora en salir por el otro lado del túnel al interior de una cercana vivienda desde la que se dispersaron. ─Antonio Rentero [The New York Times / Imagen de Allauddin Khan/Associated Press]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor