Privacy Shield: el nuevo acuerdo de transferencia de datos entre la UE y EEUU

RegulaciónVigilancia

El Privacy Shield sustituye al Safe Harbor, declarado ilegal en octubre, y establece nuevas garantías sobre el acceso de las autoridades a los datos personales.

Cuando el pasado octubre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaraba ilegal el Safe Harbor, el acuerdo que hacía posible el intercambio de datos de la Unión con Estados Unidos, algunos pensaron que llegaba una nueva era para la privacidad en Europa. Al final, sin embargo, no ha sido para tanto. La UE finalmente ha llegado a un acuerdo provisional con EEUU sobre las nuevas normas de transferencia de datos, llamado Privacy Shield.

Después de tres meses de negociación y un plazo incumplido, el comisario europeo de Mercado Único Digital, Andrus Ansip, anunciaba hoy: “Hemos acordado con los socios de Estados Unidos un nuevo marco con protecciones fuertes: Privacy Shield”.

El nuevo acuerdo, rebautizado como Privacy Shield para evitar cualquier asociación con su predecesor Safe Harbor, está diseñado para ofrecer nuevas garantías en torno al acceso a los datos personales por parte de las autoridades.

Así, concede a los ciudadanos el derecho de emprender acciones legales contra las empresas que utilizan sus datos, crea un defensor del pueblo independiente para este efecto y establece un procedimiento de revisión anual, según informa TNW.

Ansip declaró en conferencia de prensa que sólo se tardarán tres meses en poner en práctica el nuevo marco. Y garantizó que será adecuado a las nuevas regulaciones de protección de datos que entrarán en vigor en 2018.

No obstante, el Privacy Shield todavía tiene obstáculos políticos que desppejar. En primer lugar, el de los diversos órganos nacionales de protección de datos, que al igual que las organizaciones de libertades civiles, plantearán sin duda cuestiones sobre las protecciones de la privacidad descritas en las nuevas reglas.

Tampoco está claro si los compromisos efectuados por EEUU son jurídicamente vinculantes, sobre todo cuando habrá un nuevo presidente en la Casa Blanca dentro de un año. Algo sobre lo que muchos diputados del Parlamento Europeo han expresado ya su preocupación.

Por su parte, los activistas como Edward Snowden y Max Schrems, el austriaco que denunció el Safe Harbor, no están muy convencidos de que Privacy Shield pueda protegernos de abusos contra nuestra privacidad. Snowden tuiteó tras conocer el acuerdo: “La UE capitula totalmente en SafeHarbor. Interesante, dado que tenían todas las cartas”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor