Probamos el Nokia N8 [veredicto: una impresionante cámara de fotos que incluye teléfono…]

Empresas
0 0

Hemos estado probando durante una semana el nuevo Nokia N8, que llegará al mercado español durante la primera semana de noviembre y en el que Nokia tiene puestas todas sus esperanzas para recuperar el terreno perdido en cuanto a cuota de ventas de smartphones a nivel mundial.

¿Tiene Nokia posibilidades de lograrlo? Puede. De largo el N8 es el mejor teléfono de Nokia hasta la fecha, pero no tiene fácil ganarse a todos los usuarios. ¿Por qué? Te lo contamos, vídeo incluido, tras el salto

El principal hándicap que tiene el teléfono es que divide en dos a los usuarios debido al sistema operativo que utiliza: Symbian 3. De hecho es el primer teléfono que llega a nuestras manos con Symbian 3 y hay que reconocer que la diferencia se nota.

Si te gusta Symbian, el N8 te va a encantar. Si no te gusta Symbian y tomas el nuevo teléfono con el prejuicio de que usa este sistema operativo, posiblemente lo dejes guardado en un cajón 10 minutos después de hacerte con él.

Porque por muy renovado que está el Sistema Operativo, significativamente, no deja de ser Symbian. No hay que compararlo con Android o iOS4 porque es diferente. Pero sí, es más rápido que anteriores Symbian –buen punto- y además el navegador soporta Flash 10.

Otro punto fuerte es la multitarea y la integración con las redes sociales desde la página principal, así como lo personalizable que es. Y si eres de los que “te gustan los menús Nokia de toda la vida”, vas a pensar que éste es el teléfono que estabas esperando. Si buscas otro tipo de navegación, busca otro teléfono.

No llamaría al N8 el nuevo ‘iPhone killer’ ni tampoco lo consideraría un ‘Samsung Galaxy killer’. Hay que cambiar el chip y no comparar porque aunque Nokia busque arrebatar cuota de mercado a Apple y Samsung, entre otros, su Smartphone es diferente. El Smartphone que propone Nokia tiene un claro punto fuerte en el que sí les gana: es 100% multimedia.

Y es que cuando utilizas su cámara de fotos de 12 megapíxeles, sí que en la comparación gana Nokia a cualquier otro Smartphone que haya en el mercado. Con óptica Carl Zeiss, flash de Xenon y un sensor de 1/1.83 pulgadas se pueden tomar fotografías auténticamente profesionales. La lente no está cubierta y el zoom no es progresivo, pero son dos detalles que se pueden obviar para esta cámara de fotos con posibilidad de hacer llamadas este móvil.

La grabación de vídeo es alucinante, en estéreo, con una calidad de 1280×720 píxeles. El tener una salida HDMI aporta un valor añadido al teléfono muy considerable, pues permite que lo que se grabe pueda ser disfrutado en pantalla grande sin perder calidad, como con cualquier videocámara que se precie.

Otro punto muy fuerte del teléfono es el USB on-the-go, que permite conectarle una memoria USB y tener un auténtico reproductor multimedia en nuestras manos.

La pantalla de 3,5 pulgadas, destaca por ser capacitiva y por ser AMOLED. Quizá le falta algo de resolución para la calidad que ofrece su cámara.

En cuanto a tamaño, es más grande que otros teléfonos Nokia, pero manejable y con un peso de 135 gramos. Al estar construido en una sóla pieza, gana en algo que Nokia también se había quedado atrás con respecto a otros fabricantes: el diseño. Eso sí, hace que la batería esté integrada, así que no hay posibilidad de cambiarla o tener una alternativa en el bolsillo por si esta se acaba.

¿Se acaba? Sí. De duración, utilizando la mayor parte de sus funcionalidades, anda como el resto de smartphones del mercado. Una carga necesaria al día no evitará que andes con el cargador a cuestas. Por cierto, el teléfono tiene dos posibilidades de carga, por microUSB o por el tradicional Nokia AC-15. – M-Moreno

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor