Problemas para Uber y Lyft por falta de accesibilidad en sus vehículos

Regulación

Un nuevo problema se une a la gran cantidad de dificultades y trabas que están encontrando Uber y Lyft en su camino, la gestión de la accesibilidad, sobre la que la administración de EEUU hace preguntas tras las quejas y denuncias de asociaciones.

Aunque a día de hoy no todos los taxis de una ciudad cuentan con adaptaciones de accesibilidad, lo normal es que al menos algunos de ellos sí que dispongan de las mismas, de forma que un cliente pueda pedir un taxi adaptado si así lo necesita. El problema radica ahora en Uber y Lyft, que al parecer no estarían preparados para ello.

Diferentes asociaciones relacionadas con la discapacidad y usuarios en EEUU, han denunciado tanto a Uber como a Lyft por supuestas discriminaciones a usuarios con necesidades especiales. Por una lado la National Federation of the Blind of California denunció a Uber el año pasado por haberse negado a transportar perros guía. Mientras que por su lado, Jennifer McPhal, acusó a Lyft también el año pasado por no ofrecer un vehículo accesible a sillas de ruedas en Austin.

Ante esta situación, la oficina del fiscal general de Massachusetts está preguntando ahora a ambas compañías como piensan gestionar estas necesidades especiales, y probablemente otros distritos de EEUU empezarán también a exigir a las dos compañías que tengan un plan.

En esta cuestión, Uber sería la que habría tomado la delantera al haber anunciado una nueva opción llamada uberASSIST, destinada justamente a personas con discapacidad o ancianos. Los conductores de esta opción han sido entrenados para ofrecer asistencia a los usuarios y para poder subir en sus vehículos sillas de ruedas.

Queda por saber si esto será suficiente para las autoridades y que hará Lyft ante toda esta situación, que se une a los otros problemas legales que han tenido las compañías en los últimos tiempos ante la presión administrativa y de los taxistas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor