Programas electorales para emprendedores: 1) PP y PSOE

Regulación

La batalla electoral también afecta al emprendimiento. Conozcamos cuáles son las propuestas de PP y PSOE para emprendedores, pymes, startups e innovación.

Nos encontramos en plena campaña electoral. Candidatos de uno y otro partido recorren España y las redes sociales mostrando sus propuestas para los diversos ámbitos del país. Y en Itespresso analizaremos los puntos más relevantes de los programas electorales de los cuatro principales partidos nacionales en lo que concierne a emprendedores, pymes, startups e innovación.

Este primer reportaje va dedicado a las dos grandes formaciones tradicionales: PP y PSOE. Comenzando por los emprendedores, el Partido Popular incluye en su programa electoral dos medidas específicas para emprendedores y trabajadores autónomos. La primera es flexibilizar el régimen de aplazamientos en las cotizaciones de los trabajadores autónomos, reforzando así los mecanismos de segunda oportunidad para este colectivo.

La segunda es impulsar una nueva regulación del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos que considere más adecuadamente las especialidades del trabajador autónomo: incentivos, acceso a prestaciones, tiempo parcial, pluriactividad, etc. Concretamente, se articulará un sistema por el cual los autónomos posean mayor flexibilidad y capacidad de elección de sus cotizaciones para poder adaptarse mejor a la evolución de su actividad.

Asimismo, el PP se compromete a ampliar la disponibilidad de fuentes de financiación alternativas a la bancaria para el emprendimiento, potenciando plataformas como el MAB o el MARF, promocionando el capital riesgo para las empresas en fases iniciales y dando plena efectividad a la nueva regulación de las plataformas de crowdfunding.

Como prueba de su compromiso con los emprendedores, los populares citan algunas medidas adoptadas durante sus cuatro años de gobierno, como la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización de 2013, que daba mayores facilidades a los emprendedores para solventar sus dificultades con medidas ligadas a una “segunda oportunidad”. O la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado, las medidas de apoyo a la inversión, los incentivos en materia fiscal y de Seguridad Social y la financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Por su parte, el PSOE se compromete a garantizar “el derecho a emprender” como fórmula fundamental para asegurar el crecimiento económico y la creación de empleo en los próximos años. Para ello, propone un “plan estratégico para la promoción de la cultura emprendedora juvenil” en colaboración con los agentes sociales, universidades y centros de Formación Profesional, donde se incluya la responsabilidad social empresarial como parte del cambio de mentalidad empresarial en España. Unido a la “excedencia para emprender” para aquellas personas que planeen iniciar un proyecto empresarial.

Además, el partido liderado por Pedro Sánchez promete reformar la Ley de Segunda Oportunidad, dando más garantías al deudor, y aumentar las líneas de financiación específicas para la creación de empresas, así como las dotaciones del ICO.

En este sentido, es interesante recordar iniciativas aprobadas en los últimos años por la Junta de Andalucía, gobernada por el Partido Socialista, como la Red Territorial de Apoyo a Emprendedores, el programa de apoyo para jóvenes emprendedores Innovactiva 6000 o el proyecto Andalucía Open Future.

PP-rajoy-2015

Pymes

En la parte de los programas electorales referida a las pymes, ambos partidos, PP y PSOE, plantean la necesidad de aumentar el tamaño de las pequeñas y medianas empresas y mejorar la financiación de estas.

En el caso del PP, el partido de Mariano Rajoy apuesta por facilitar el crecimiento de las pymes, aplicando medidas que les permitan alcanzar una dimensión óptima para desarrollar su productividad y abrirse a los mercados internacionales. También prometen facilitar la transmisión de empresas, de cara a la continuidad de empresas viables en riesgo de desaparecer por falta de relevo generacional.

Otro aspecto importante es el Programa de Garantía de la Unidad de Mercado, aprobado a finales de 2013 y que el PP quiere continuar, relajando aun más las restricciones a la movilidad empresarial, fortaleciendo los mecanismos de cooperación entre Administraciones y suprimiendo barreras regulatorias. Además de revisar los escalones regulatorios, que imponen requisitos más costosos cuando el tamaño de las empresas excede de ciertos umbrales.

En lo tocante a los incentivos fiscales, Rajoy propone duplicar la reducción del Impuesto de Sociedades a las pymes que apuesten por la inversión. Y facilitar la participación de las pymes en la contratación pública, fomentando la presencia de las pequeñas y medianas empresas en las adjudicaciones de las Administraciones Públicas. El PP recuerda también que en el Impuesto de Sociedades se ha aprobado una rebaja del tipo general del 30% al 25% a partir de 2016, con mecanismos fiscales adicionales para beneficiar a las pymes, que podrán aplicar la nueva reserva de nivelación para reducir su tipo hasta el 22,5%, y la reserva de capitalización para que rebajarlo hasta el 20%.

En cuanto al PSOE, su programa para pymes se centra en cuatro puntos: incrementar el tamaño medio de las empresas, facilitar la internacionalización, mejorar la financiación y aplicar correctamente el principio de unidad de mercado. Para el primer punto, propone fomentar las agrupaciones sectoriales o clústers empresariales y permitir a las pymes formar Uniones Temporales de Empresas de una forma más sencilla y ágil. De cara a la internacionalización, cuenta con centralizar todos los organismos en una única iniciativa, denominada España Global, con la colaboración del ICEX y las grandes multinacionales españolas.

Respecto a la financiación, el PSOE apuesta por mejorar el acceso al crédito a través de mecanismos de financiación pública, fundamentalmente el ICO, y desarrollar y fortalecer los mecanismos de financiación no bancaria (mercados de valores alternativos, fondos de capital, cooperativas de crédito y crowdfunding). Y por último, modificar la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado para incorporar un nuevo modelo de colaboración entre diferentes Administraciones, garantizar la igualdad de las condiciones básicas de ejercicio de la actividad económica en todo el país y la libertad de circulación y establecimiento de los operadores económicos.

PSOE-sanchez-2015

Startups

En lo referido a startups, el Partido Popular no tiene un programa específico, más allá de crear un plan integral de apoyo a emprendedores del mundo digital, con el objetivo de retener el talento de los jóvenes en España. Simplemente, se compromete a “prestar especial atención a los sectores de (…) la biotecnología, las tecnologías de la salud, las TIC y los contenidos digitales””. No obstante, hay medidas más generales, como el proceso de transformación digital de la industria, que sí podrían ser de utilidad para las nuevas empresas tecnológicas.

El PP también lleva en su programa un punto titulado “impulsar la economía y sociedad digital“. Aunque la mayoría de las propuestas están encaminadas a garantizar la incorporación de las empresas existentes al mundo digital, modernizar las redes de telecomunicaciones y ofrecer mejores servicios públicos a través de las nuevas tecnologías, trabajando en el cumplimiento de los objetivos de la Agenda Digital para España.

Otra iniciativa que podría beneficiar a las startups es la prometida revisión del régimen de capital riesgo en el Impuesto sobre la Renta, de forma que la progresividad no desincentive este tipo de inversiones, y el duplicar la deducción para business angels, actualmente limitada a 50.000 euros, para fomentar esta importante fuente de inversión para las nuevas empresas.

El Partido Socialista sí cuenta en su programa con un apartado dirigido especialmente a las startups. La Estrategia Nacional de Impulso a los Emprendedores Tecnológicos incluiría a medio plazo medidas fiscales, regulatorias, financieras y de apoyo específicas para este tipo de empresas. El objetivo de esta estrategia es que en España se puedan crear cada año 1.000 startups tecnológicas, con un fuerte componente de innovación y ligadas a la economía digital e Internet.

Para facilitarles la financiación, el PSOE propone crear un Fondo Estratégico de Capital Riesgo Tecnológico, una especie de fondo de fondos público-privado que impulse las inversiones en primeras, segundas y terceras rondas de financiación; además de un Fondo de Capital Riesgo específico, dirigido a las spin-off nacidas del ámbito investigador de las universidades españolas, mediante el desarrollo de proyectos de emprendimiento.

Con el fin de crear áreas de innovación en zonas urbanas, especialmente alineadas con proyectos de smart cities, la formación socialista quiere crear viveros de empresas específicos para el microemprendimiento. Dichos viveros se emplazarían en parques científicos y tecnológicos basados en clúster empresariales, que permitan establecer sinergias con las grandes empresas asentadas en esos territorios.

Para atraer el talento, la propuesta del PSOE es un Visado Start-Up, a coste simbólico y mínimos trámites, dirigido a emprendedores extranjeros en proyectos de nuevas tecnologías, especialmente alumnos extranjeros de universidades españolas que impulsen proyectos empresariales tras completar sus estudios.

pymes-5

Innovación

Para concluir, las propuestas encaminadas a potenciar la innovación y el I+D en España. Empezando por el PP, promete que la innovación será un eje vertebrador de todas las actuaciones de la política industrial, habida cuenta de que las empresas industriales son las protagonistas de una gran parte de la inversión en investigación, desarrollo e innovación.

A este fin, presenta la iniciativa Industria Conectada 4.0, para lograr la incorporación efectiva de la tecnología en los procesos productivos y cadenas de valor de las empresas y en la aparición de nuevos modelos de negocio, ya que las tecnologías de la información y de las comunicaciones se han identificado como los principales factores de competitividad de la industria.

Asimismo, si continúa en el Gobierno, continuará la política de créditos a la innovación, la competitividad y la reindustrialización, impulsando el desarrollo del fondo de garantías para proyectos de I+D+i de pymes innovadoras en fase de expansión, y apostando por poner a su disposición mecanismos de financiación no bancarios como el capital riesgo.

También propondrá mejorar los incentivos al I+D+i en el Impuesto de Sociedades, equiparando el tratamiento de la inversión al del I+D y elevando los límites de la percepción inmediata de estas deducciones.

El PSOE, por su parte, quiere políticas que impulsen una reindustrialización de nuestro país entendida en un sentido moderno, que incorpore actividades económicas más diversas y procesos productivos basados en el impulso a la innovación tecnológica.

En el primer caso, su programa electoral menciona las empresas de economía social, un marco justo para el desarrollo de la economía colaborativa y una apuesta clara por la economía verde como partes de la llamada “Economía 4.0“, más productiva. Sin olvidar una estrategia integral para la transformación digital de España que contenga las medidas de la Agenda Digital 2020 europea.

Sobre la innovación, las propuestas pasan por duplicar la inversión pública no financiera en I+D+i civil en la legislatura, ajustando la inversión a las necesidades y capacidad real de absorción por parte de empresas e instituciones; restablecer como objetivo estratégico alcanzar una inversión total, pública y privada, del 3% del PIB, y establecer un nuevo programa de estímulo de la cooperación público-privada en investigación industrial.

Otras propuestas de la veintena que plantea el PSOE en este ámbito son potenciar la Red Innpulso de ciudades innovadoras; convertir el CDTI en una Agencia Estatal de Innovación; fortalecer los parques científicos y tecnológicos; impulsar la Compra Pública Innovadora; potenciar y ampliar el Sello de Pyme Innovadora y crear el estatuto jurídico de Joven Empresa Innovadora, y establecer un plan para la internacionalización de empresas innovadoras.

Para financiar la innovación, Pedro Sánchez y su equipo abogan por mejorar el marco fiscal, elevando las deducciones por reinversión en actividades de alta y media tecnología, rebajar el tipo de interés de los créditos del Estado a proyectos de I+D+i empresarial, priorizar a las pymes innovadoras en el entorno fiscal y financiero y extender los incentivos fiscales a los inversores que apoyen a jóvenes empresas.

innovacion-2

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor